El Consejo de Seguridad de la ONU condenó lanzamiento de cohete norcoreano

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenó de forma unánime el lanzamiento de un cohete por parte de Corea del Norte y extendió las sanciones contra la nación comunista asiática.
La declaración no vinculante del consejo afirmó que el lanzamiento de Pyongyang, ocurrido el 5 de abril, violó una resolución de este organismo emitida en el 2006 que prohíbe que Pyongyang realice pruebas de misiles de cualquier tipo.

El documento exigió además a Corea del Norte abstenerse de realizar nuevos lanzamientos.

El embajador de México ante la ONU, Claude Heller, actual presidente del consejo, leyó la declaración del órgano ejecutivo de la ONU, que fue aprobada por sus 15 estados miembros, incluyendo China y Rusia.

Pese a las presiones de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, la declaración no llegó a tener el estatus de resolución plena, con la consiguiente capacidad de una reacción más severa del consejo, por la oposición de China y Rusia, que tienen dos de los cinco escaños con derecho a veto en el cuerpo.

Corea del Norte dijo que lanzó el cohete para poner en órbita un satélite de comunicaciones.

Pero Washington, Tokio y Seúl afirman que Corea del Norte no puso en órbita un satélite, sino que probó un misil de largo alcance.

Estados Unidos dice que incluso si se hubiera tratado de un satélite, Corea del Norte igual violó la resolución de 2006 que le prohibió toda actividad con cohetes o misiles.

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Robert Wood, dijo: "Queremos hacer todo lo posible para enviar el mensaje a los norcoreanos que este tipo de actividad no puede ocurrir de nuevo, no debe ocurrir de nuevo".

De hecho, la declaración adoptada reitera el apoyo del Consejo de Seguridad a la reanudación de las conversaciones entre seis países para convencer a Corea del Norte que abandone su programa nuclear militar.

De estas conversaciones, por ahora interrumpidas, participan las dos Coreas, China, Estados Unidos, Japón y Rusia.

Comentá la nota