Consejo del Nobel Phelps: "Argentina debe aprender a amar al capitalismo"

El profesor de Columbia, que vendrá a Buenos Aires, habla de la crisis global y de su impacto en el país.
"Los exitosos Phelps", podría llamarse una futura telecomedia que cuente las aventuras de un Premio Nobel de Economía. Edmund Phelps, ganador del premio de la Academia Sueca en 2006, viaja por estos días junto a su esposa argentina Viviana alrededor del mundo dando conferencias: sus ideas, entre las que se encuentran estudios profundos sobre la "estanflación" (el fenómeno de inflación con recesión) ganaron protagonismo en medio de la crisis global de los mercados.

El académico aterrizará esta semana en Buenos Aires y dará una conferencia el jueves en el marco de un Congreso sobre "Emprendimiento, Dinamismo e Inclusión", que organizan el Centro de Derecho y Economía de UBA, la Universidad de Columbia (allí Phelps es profesor) y la Di Tella. Previo a su llegada, el anteúltimo Nobel aceptó tener un diálogo por correo electrónico con Clarín.

¿Cuáles son los principales desafíos para un país como la Argentina en esta crisis?

La Argentina debe aprender a aceptar los ajustes del mercado y a amar al capitalismo.

¿Hay elementos de la crisis local del 2001 que puedan servir como lección para la actual?

Estará en el mejor de los intereses de la Argentina convertirse en un jugador confiable para la etapa que se viene.

¿Los países emergentes sufrirán más o menos que los ricos las consecuencias de la crisis?

En términos generales, sufrirán más dado que sus instituciones económicas son más débiles y su exportaciones, compuestas en mayor medida por materias primas, más vulnerables a las oscilaciones de precios que se aceleraron con la crisis financiera global. Pero tal vez economías como las de China e India sean más "resilientes" (capaces de recuperarse rápido de los golpes).

Hay un gran debate sobre la "letra" a la que se parecerá el recorrido de la actual crisis (en forma de "V", "L", "W", etc). ¿Usted dónde se ubica?

La crisis llegará a su última etapa cuando los precios de los activos, y muy especialmente los del mercado inmobiliario, toquen su piso. En ese momento los bancos volverán a prestar dinero en volúmenes cercanos a los que vivimos como normales en los últimos años. Pero el regreso al empleo "normal", en cambio, dependerá de cómo se instrumente le reforma financiera.

¿Los estímulos fiscales y monetarios que está aplicando Obama serán suficientes para reactivar la demanda?

Creo que los estímulos al consumo no son confiables para volver a poner en marcha la locomotora de la economía. Sí, en cambio, son mucho más importantes los estímulos a la inversión.

¿Le preocupan los efectos inflacionarios de estos paquetes?

No tanto. Aunque la incorporación de enormes cantidades de dinero a la oferta monetaria tiene, en última instancia, consecuencias inflacionarias.

¿Considera que el trabajo de los economistas es más o menos valioso en contextos tan volátiles como el que estamos viviendo?

Depende. Las ideas y el pensamiento de los grandes economistas, como (Friedrich) Hayek y (John Maynard) Keynes están más vigentes que nunca. Pero las acciones de los economistas más cercanos a la escuela clásica, como (George) Stigler o Robert Lucas están claramente en baja.

Comentá la nota