Consejo Escolar Quilmes: El Intendente debió llevarse los matafuegos vencidos a cargar

El intendente de Quilmes, Francisco "Barba" Gutiérrez debió intervenir hoy para evitar que la protesta de los trabajadores de ATE continúe en el Consejo Escolar. El jefe comunal se comprometió a cargar él personalmente cuatro matafuegos que pertenecen al Consejo Escolar pero que estaban vencidos.
Gutiérrez llegó a las "nuevas" instalaciones del Consejo Escolar ubicadas en Andrés Baranda y Condarco, junto a Lorenzo Giunta casi al finalizar la asamblea de los trabajadores afiliados a ATE encabezada por la titular del gremio, Selva Guillén. En la reunión, cerca de unos cuarenta empleados habían resuelto volver el lunes al edificio del Consejo Escolar para verificar si se habían cargado los matafuegos, reparado una serie de rajaduras en los techos que genera filtraciones de agua y si había llegado el giro de 24 mil pesos desde la Dirección General de Escuelas de la Provincia para financiar las reparaciones. Se recordará que el tema central fue buscar una salida al problema edilicio desatado con la mudanza a las nuevas instalaciones y con las falencias existentes en el lugar que quedaron expuestas después de la explosión de un termotanque hiriendo a tres trabajadores.

Los trabajadores habían resuelto que en caso que esto no se concretara, marcharían a la ciudad de La Plata para ocupar el piso 14 de la Dirección General de Escuelas bonaerense. El encuentro se había desarrollado con la presencia de la consejera escolar Mary Galaschi. Finalizada la asamblea y en plena firma de actas, llegó Gutiérrez acompañado por Giunta, y rápidamente se hizo presente el consejero Fernando Larsen; poco después llegó la tesorera Marcela Morbelli y unos minutos más tarde, la presidenta del Cuerpo, Gladys Guillén.

Los empleados allí presentes, trasladaron sus inquietudes al Intendente. Gutiérrez dejó entrever críticas a la decisión del Consejo Escolar de mudarse en estas condiciones a las instalaciones de Andrés Baranda y dijo que seguramente habrá funcionarios que deberán hacerse cargo de esta decisión. Al mismo tiempo, decidió que iba a llevarse los matafuegos vencidos para cargarlos en persona, para que el lunes a primera hora esté garantizada la integridad de los empleados del lugar. Fue Gladys Guillén la que aseguró que en unas horas estaría desembarcando la cuadrilla de los trabajadores de la Dirección General de Escuelas para continuar con las tareas a fin de lograr un ámbito laboral seguro para el lunes poder reabrir las puertas. De todos modos, la titular del Consejo Escolar aclaró que desde Provincia no habrá fondos para financiar ningún tipo de remodelación ni reparación.

Guillén informó que la cuadrilla provincial realizará reparaciones en el día de hoy y mañana sábado. Al mismo tiempo, dijo que se esperaban las inspecciones del Municipio y de MetroGas para poder reabrir el Consejo Escolar sin mayores inconvenientes.

Finalmente, luego de cruces verbales entre algunos dirigentes gremiales de ATE y el intendente Gutiérrez, éste se llevó los matafuegos y los empleados se comprometieron a hacerse presente el próximo lunes para retomar sus trabajos habituales.

Por otro lado, la tesorera Marcela Morbelli aseguró que pese a las críticas recibidas, todos los cheques a los proveedores de los comedores escolares fueron entregados en tiempo y forma por lo que no tendría que haber ningún inconveniente en la prestación del servicio.

Comentá la nota