El Consejo Escolar está a la espera de un interventor de Provincia

El consejero Fabián Aranda explicó a EL CIVISMO cuál es la situación actual del cuerpo colegiado y aseguró que, para solucionar las problemáticas que se están viviendo, deberán esperar que llegue un enviado de La Plata para intervenir el organismo.
A más de una semana de lo que debería haber sido el comienzo oficial de las funciones de los nuevos consejeros escolares elegidos el pasado 28 de junio, los conflictos y las divisiones continúan reinando en el Consejo Escolar de Luján.

El jueves 10 de diciembre, el acto de jura de los nuevos integrantes y de aquellos que renovaron su mandato en el cuerpo colegiado debió suspenderse y, en cambio, previo a lo que debería haber sido la ceremonia de asunción, los integrantes de este organismo mantuvieron una reunión con el director de Recursos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Gonzalo Bagú. En ese encuentro, el funcionario se interiorizó sobre la problemática que se vive en el Consejo.

Como conclusión de esa jornada, la nueva conformación del cuerpo colegiado puede trabajar con normalidad, pero no cuenta con poder de firma, por lo que los aspectos administrativos, designaciones de personal, puntajes de aspirantes y pago a proveedores, entre otras actividades, no pueden llevarse a cabo.

Esta problemática había comenzado a mediados de noviembre, cuando se realizó una sesión preparatoria que, de acuerdo a lo informado por el consejero Fabio Aranda, no contaba con autorización de la Junta Electoral, algo que debería haber sucedido, según lo indica el artículo 153 de la Ley de Educación Provincial (ver recuadro). Es esa sesión, se había renovado el mandato como presidenta del cuerpo colegiado a la princista Gladys Gómez, como vicepresidenta a Irene Sarak, del rossismo, (quien luego renunció por "problemas personales") y como tesorera a Cristina Locastro, también del princismo. El incumplimiento con lo establecido en la Ley de Educación, entre otras condiciones que pusieron en duda la validez de ese evento, llevó a que se solicitara la nulidad de esa sesión.

Aranda, representante en el Consejo del bloque Unión Celeste y Blanco que renovó su mandato la semana pasada, aseguró que "se está a la espera de que lleguen las autoridades de La Plata para hacerse cargo de la situación". Expresado en palabras más simples, desde el Consejo Escolar aguardan que un representante de Provincia llegue hasta Luján para intervenir el organismo "hasta que se solucionen los conflictos". "Es una lucha, pero bueno, yo creo que es para bien, no tengo la menor duda", manifestó.

Según Aranda, desde La Plata adelantaron que en pocos días podrá resolverse la situación y así contar con una persona designada para hacerse cargo del Consejo Escolar de Luján.

- ¿Cuál es la situación actual del Consejo?

- Los consejeros escolares no tienen ni firma ni poder de decisión. Los que renovaron su mandato o ingresaron nuevos están como consejeros escolares, porque somos todos consejeros escolares electos, pero esperando la decisión que se tome desde La Plata. Porque cuando hay un conflicto de estas características, el que lo resuelve es el ministro.

- ¿Cómo se llegó a esta instancia?

- Había llegado en su momento la resolución de la Dirección de Consejos Escolares, donde decía que tenía que hacerse otra vez la sesión preparatoria, pero no fue tomado como válido esto desde el sector del princismo. Ellos no aceptaron eso y entonces se estira la respuesta del Ministerio para ver qué va a pasar. Por eso va a venir la intervención.

- ¿Desde el princismo consideran que la sesión es válida?

- Exactamente. Entonces, ante las dos posturas, el Ministerio viene, deja acéfalo el Consejo, que quedaría de esa manera porque hay dos posturas completamente definidas. Entonces, queda acéfalo y desde el Ministerio mandan un interventor hasta que se resuelva el conflicto. Yo me imagino que la resolución del conflicto va a ser que se vuelva a hacer la sesión preparatoria, y la gente de Prince se imaginará que la solución del conflicto va a ser que le aprueben a ellos la sesión que ellos dicen que es válida. Entonces, estamos esperando que se resuelva.

- Con ese escenario que está planteado, ¿cuál sería entonces la solución?

- La solución sería que lo resuelva el Ministerio. Ellos ponen un interventor para resolver el conflicto. Nosotros decimos que es válido que se haya declarado nulo y la ley lo dice también así. No es que nosotros creemos que es válido, sino que es lo que dice la ley. El director de Consejos Escolares dice que es válido nuestro reclamo y que se tiene que hacer de vuelta. No es que nosotros lo decimos porque sí, sino que es lo que indica la ley. Esto lo convalida el director de Consejos Escolares y dice que se tiene que hacer de vuelta. Ante la postura firme que tuvimos, se llegó a este conflicto.

Además, Fabio Aranda agregó que "el ministro (Mario Oporto) es el que tiene autoridad para resolver esto. Eso está en la ley de Educación. Ponen una persona para resolver el conflicto con poder de firma, porque por ejemplo ahora están los comedores de verano. Entonces la persona que esté en el Consejo va a tener poder de firma para resolver esos conflictos. Mientras tanto, nosotros seguimos trabajando en el Consejo, pero sin poder resolver nada y tendremos que articular con la persona que venga e intervenga".

- ¿Cuánto tiempo llevaría el proceso de intervención?

- No tenemos ni idea. La semana pasada, cuando vino el director de Recursos Humanos (Gonzalo Bagú) a decir que no podían asumir las autoridades del Consejo hasta que no se resolviera, dijo que puede llegar a tardar un mes, dos meses o seis meses, viste cómo es la administración pública. Esas fueron sus palabras, es lo que dijo Bagú. Eso es más o menos cómo está el Consejo hoy. Hay que esperar a ver qué pasa.

- ¿Cómo va a funcionar el Consejo una vez que llegue el interventor?

- Cuando esté el interventor, él sí va a tener poder de firma y de resolver, pero mientras no esté no, el Consejo se quedó sin firma. Una vez que venga, él se va a poder encargar de firmar, va a actuar como si fuese el presidente, como si fuese parte del cuerpo colegiado, en realidad. Haría trabajar a los empleados del Consejo. Está la Secretaría Técnica, que es la que se encarga de toda la parte administrativa y demás, y hacer funcionar al Consejo, así que trabajaría con ella. Por lo que nos dicen a nosotros, se trabajaría en conjunto para ir solucionando los problemas.

- ¿Cuándo sería la llegada del interventor?

- No tenemos idea, pero me imagino que será pronto. De todas maneras, siempre, cuando hay un cambio de gestión, hay entre 15 y 20 días que no hay firma. Eso es normal. No es que hoy el Consejo Escolar es un caos porque no tiene firma para pagar los proveedores del servicio alimentario, que es lo más complejo. Siempre que está el cambio de firma, se tarda entre 15 y 20 días, y para pagar los proveedores de servicios alimentarios, que es lo más complejo, el dinero viene de Provincia y no viene todos los días, así que por ahora estamos bien.

Comentá la nota