CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL: CADA VEZ MAS CHICO

El Consejo Económico y Social llevó a cabo este jueves en la localidad de Tolhuin, una nueva sesión donde se analizó la situación financiera de la provincia.
El número de representantes disminuyó considerablemente después de lo infructuoso que ha resultado el órgano creado por el Gobierno de la provincia y que nunca fue tenido en cuenta por la Legislatura fueguina.

El encuentro se inició con sendas presentaciones sobre la situación económica de la Provincia realizadas por el subsecretario de Presupuesto, Claudio Blanco, quien dio a conocer un extenso informe comparando los presupuestos de los años 2007, 2008 y el primer cuatrimestre del 2009.

Seguidamente, el subsecretario de Ingresos Públicos Víctor Díaz detalló la evolución de la recaudación provincial durante esos períodos, mostrando el impacto positivo que tuvo durante el 2008 la vigencia de la Ley Tarifaria. Además, el funcionario informó acerca de la merma de los ingresos nacionales en el presente año, que se encuentran muy por debajo de las estimaciones iniciales producto de la crisis económica.

El secretario de Gobierno, Rubén Bahntje, señaló que "el análisis de la información presentada demostró que, a pesar de que durante 2008 el tamaño del Estado provincial aumentó respecto del año anterior, lo hizo de una manera más reducida, y ello a pesar de que la mayoría de las importantes decisiones de gasto corriente del año anterior habían sido determinadas por la administración saliente".

Para el funcionario, "ello constituye un indicador de que la gestión entrante realizó un enorme esfuerzo para evitar un mayor desborde fiscal" afirmó.

"Sin lugar a dudas, las reformas introducidas en el orden provincial en materia tributaria al comienzo de la nueva gestión permitieron limitar, parcialmente, los "daños" sobre la situación fiscal provenientes de los compromisos de gasto heredados", dijo Bahntje, considerando que "la administración entrante respetó los aumentos salariales determinados durante el 2007 y el pago de deudas contraídas en Letras de Tesorería que debieron ser canceladas durante el 2008".

El Secretario comentó que "los participantes de la reunión, manifestaron su preocupación por el actual escenario de las cuentas públicas y la rigidez en los egresos de la provincia, a la par que las proyecciones de ingresos de origen nacional no permiten visualizar un incremento sustancial que permita equilibrar las cuentas".

"Con esto queda evidenciada la necesidad de buscar, en el corto plazo, herramientas que permitan aumentar los ingresos del estado provincial" sostuvo el funcionario, condición indispensable "para mantener un adecuado nivel de prestaciones y servicios".

Comentá la nota