El Consejo Económico y Social acordó diseñar estrategias tendientes a lograr la paz social en la Provincia

Los integrantes del Consejo Económico y Social acordaron este martes, en la reunión mantenida en Tolhuin, elaborar una estrategia tendiente lograr la paz social en Tierra del Fuego, que prevea una convocatoria "a todos los actores involucrados, para analizar la situación financiera, bajo el fundamento de que los recursos deben ser equitativos".
Los miembros de la citada institución multisectorial consideraron, también, la necesidad de solicitar a la Legislatura Provincial "respuestas" en torno a los planteos que le realizará el organismo. El vicepresidente del Banco Tierra del Fuego, Rubén Banthje, confirmó que los consejeros acordaron "tratar en paralelo con los problemas estructurales de la Provincia, como es el habitacional, la situación coyuntural de Tierra del Fuego vinculada con el tema económico y financiero derivado de la crisis nacional, y promover la paz social entre los distintos sectores". En este sentido destacó la necesidad de "buscar puntos de encuentro", y ponderó las posibilidades que para ello tiene el Consejo Económico y Social, "ya que es una entidad que nuclea a diversos y variados actores, como gremios estatales y privados, cámaras empresariales, de la construcción e industriales, gobiernos municipales y de la Provincia".

"Así que entre todos podemos analizar la situación, e inclusive de los gastos que tiene el estado fueguino, y sus fuentes de ingreso para, entre todos, buscar algún punto de acuerdo que derive en la elaboración de un documento aconsejando al Ejecutivo en algunas acciones a seguir", manifestó. Banthje señaló que los miembros del Consejo también manifestaron la inquietud de "saber si el Poder Legislativo ha dado tratamiento o no a las recomendaciones que se dieron oportunamente en cuanto a los planes de obra e infraestructura con los fondos provenientes de la futura instalación de la planta de Metanol". "También se planteó la inquietud por el nuevo tratamiento de otros temas que están en el ámbito de la legislatura desde hace varios meses, como por ejemplo el menú de inversiones del IPAUSS, que permitiría disponer de inmediato de esos fondos que hoy están afectados simplemente a la renta financiera, y ponerlos al servicio de la producción", agregó. El funcionario comentó que durante la primera etapa de la reunión se continuó con el tratamiento de la problemática habitacional, y observó que "la gente del IPV hizo una exposición sobre la reconversión de los planes de vivienda 1 y 2", y que desde el Consejo se tuvo "una visión muy crítica a lo que se plantea desde la Nación". Argumentó la postura del organismo en el hecho que "hasta ahora el recupero de los fondos FONAVI quedaban dentro de la misma provincia, para gastos de funcionamiento y nuevas obras; pero la nueva operatoria, como son dineros provenientes del ANSeS, establece que hay que devolver los fondos a la Nación, y que deben estar garantizados con la coparticipación". "Lo más preocupante de esto es que, según la información brindada por el IPV, bajo esta modalidad, una vivienda tipo de 49 metros cuadrados tendría una cuota de 2800 pesos, y por espacio de 25 años; lo cual creemos que sería absolutamente inviable proponerla a la gente", sustentó. Consideró por tanto que "probablemente el Consejo emita una opinión negativa por ese tipo de operatoria, ya que quedó demostrado que es a todas luces inviable".

Comentá la nota