El consejo asesor del Indec no ve avances

Afirman que se demora la publicación de los datos para medir la pobreza y que el Gobierno no tiene la voluntad de sincerar el IPC
La reforma del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) parece estancada por la falta de publicación de datos clave del organismo y por la sensación de los consejeros académicos de que el Gobierno no quiere normalizar el índice de precios al consumidor (IPC).

La semana próxima, el consejo asesor del Indec decidirá si emite un informe con "sugerencias" al Gobierno para normalizar este ente, sospechado de manipular cifras desde hace casi tres años. Aunque existen desacuerdos entre los representantes de las diferentes casas de estudios, todos coinciden en rezongar porque los dos reportes que envió el director del Indec, Noberto Itzcovich, fueron "insuficientes y parciales".

Así los definió en diálogo con LA NACION el representante por la Facultad de Derecho de la UBA ante el consejo, Enrique Zuleta Puceiro, quien indicó que pretende que este mes haya un documento con "consensos y divergencias" que permitan orientar al Gobierno.

De todos modos, otros consejeros de la UBA creen que, mientras la evaluación del Fondo Monetario Internacional (FMI) se mantenga alejada de la agenda del poder político, el Gobierno no avanzará en el sinceramiento de las estadísticas, que comenzó para pagarles menos a los bonistas y luego se extendió a todos los indicadores oficiales.

Al respecto, Zuleta Puceiro, generalmente moderado, sostuvo: "Si el Gobierno se siente cómodo con el manejo de los tiempos, se equivoca, porque la cuestión del Indec es la número uno para los diputados que asumen en pocos días más".

"El paso del tiempo no le quita gravedad institucional a lo que se está haciendo en el Indec", acotó.

Una de las informaciones más relevantes que se aguardan es la discontinuada base de la encuesta permanente de hogares (EPH), que debía difundirse en octubre. Itzcovich promete, según fuentes oficiales, darla a conocer en las próximas dos semanas. Pero uno de los ex directores del Indec, Víctor Beker, expresó su escepticismo: "Si abren la EPH, surgirá claramente la manipulación para medir la pobreza".

En la misma sintonía, Zuleta Puceiro dijo: "Da la sensación que en los temas que generaron el problema, el IPC y la EPH, reside la mayor resistencia al cambio por parte del Gobierno". Beker se presentará ante el consejo asesor para explicar su proyecto de autonomía institucional del Indec, que ya cuenta con unas 250 firmas de apoyo y que podría ser la base para que el nuevo Congreso intervenga en esta sensible materia.

Todas las fuentes consultadas coincidieron en enfatizar que, más allá del IPC -que parece haber dejado de ser un tema relevante para el sector financiero, que espera con optimismo el canje para salir del default-, el problema principal es el censo de población 2010.

"Está en duda la calidad de lo que pueda surgir de ese censo", dijo un calificado profesor de la UBA. Beker agregó: "No están dadas las condiciones para hacer el censo, porque los principales técnicos en la materia o están fuera del Indec o fueron desplazados de sus tareas".

Cinthia Pok, a cargo de la elaboración de la EPH hasta la intervención de hecho de Guillermo Moreno en 2007, confirmó que el "equipo técnico que debería hacer el censo fue desarmado por completo".

Pok dijo que "nada cambió en el Indec" desde que el ministro Amado Boudou se hizo cargo, a partir del decreto presidencial de julio pasado.

Comentá la nota