Consejeros sesionaron en secreto: Zapatillas de mala calidad y empresas que no cumplen con las obras

El Consejo Escolar de Quilmes trató ayer en una sesión secreta un orden del día con quince puntos. Uno de los temas destacados fue el debate desatado en torno a la mala calidad de las zapatillas entregada por la Dirección General de Escuelas de la Provincia para distribuir entre los alumnos de escasos recursos.
Finalmente, los consejeros resolvieron escribirle una carta a Mario Oporto, el titular del área de Educación, para quejarse por lo ocurrido con las zapatillas. Además, se incluyó un pedido de informes al área de Infraestructura Regional para que explique los motivos de por qué la empresa C.A.I.V. a cargo de la obra en la Escuela Primaria Nº16, ya había recibido el anticipo por los trabajos y aún no había comenzado los mismos. Situación similar estaría sucediendo con los tareas pautadas en la Escuela Primaria Nº75 donde también se pagó el anticipo en la primera quincena de febrero pero las obras todavía no comenzaron.

Por otra parte, este medio pudo saber que cuando se discutió el informe sobre la visita realizada a la Escuela Primaria Nº78 el consejero Miguel Torres y la presidenta del Cuerpo, Gladys Guillén polemizaron a los gritos ya que aparentemente la titular del Consejo dispuso que una empresa empezara con los trabajos en dicho establecimiento educativo cuando en realidad aún no se efectuó ninguna licitación.

Al mismo tiempo, se solicitó la vista de los legajos de las empresas B.B.C. y Malvinas Argentinas, una dedicada a la limpieza de desagües y la otra a la limpieza de tanques. Las dos comenzaron a prestar servicio en el Consejo Escolar de Quilmes hace muy poco tiempo y ambas se conformaron en el último período. La cuestión volverá a ser debatida en la próxima sesión del organismo, al igual que el informe de la aplicación de horas extras al personal perteneciente al Consejo.

Por otro lado, se confirmó que la situación del empleado administrativo del Consejo, de apellido Zárate, actualmente detenido, se elevó a la ciudad de La Plata.

También se trató la denuncia del recorte de cupos del SAE efectuada por el SUTEBA, correspondiente a la Escuela Primaria Nº57.

Igualmente, se solicitó que se intime a la Dirección Provincial de Infraestructura (DPI) Regional para que las empresas adjudicatarias del plan de obras 2.008 coloquen los carteles de obra tal como lo establece la licitación.

Por último, se había incluido inicialmente en el temario un pedido de informes de la consejera Patricia Capparelli, respecto a la situación de escuelas del Distrito, pero finalmente la cuestión no fue tratada.

Del mismo modo se había incluido la rendición de cuentas del veedor designado el 10 de marzo de 2.009 tema que ningún consejero quiso hablar pese al riguroso off de record prometido.

Luego de recorrer los distintos temas incluidos en la orden del día del Consejo Escolar, la decisión de los consejeros de hacer una sesión secreta, parece estar vinculada a la gravedad y a las derivaciones de los temas tratados.

Comentá la nota