Consecuencias por la falta de aprobación del presupuesto municipal 2009

En la última conferencia de prensa brindada, el intendente Municipal, Ricardo Casi, pidió a los concejales de la oposición que le aprueben el presupuesto, y dio cuenta de algunos de los inconvenientes que se generan en las condiciones actuales.
El encargado del presupuesto, el contador, Raúl Casi, al ser consultado para que profundice con ejemplos prácticos qué tipos de inconvenientes se generan, sostuvo, "de hecho se demuestra que se puede trabajar porque la Municipalidad lo viene haciendo, pero entre otros problemas, - dijo - la labor de los contadores se hace mucho más intensa porque exige modificaciones permanentes, algo que no ocurre con un presupuesto actualizado". Cuando se le pidió un ejemplo, dijo, "tenemos un excedente en pesos de dos millones y medio del ejercicio anterior y no lo podemos aplicar en este, y por ejemplo, a fines de mayo sabemos que tenemos un déficit que se cubriría con el excedente mencionado, pero contablemente no lo podemos hacer".

También dijo, "si bien en la práctica no estamos trabajando con el presupuesto viejo, el del 2008, no deja de ser un problema serio porque, por ejemplo, el martes en la reunión del HCD los concejales aprobaron una ordenanza para ampliar el mejorado en algunas calles, y no estamos en condiciones de hacerlo porque, y esto lo concejales lo saben, - acotó – debemos sacar el dinero de otra partida para hacer esa obra, la pregunta es, ¿de cuál, si no tenemos presupuesto?. Es irrisorio, - acotó – nos exigen y no nos aprueban la herramienta fundamental como lo es el presupuesto, que permite presuponer que hacer con los ingresos y trabajar en base a ello, hoy el presupuesto para manejarnos es solo un balance de tesorería".

El contador Casi ahondó en cuestiones técnicas, "el presupuesto se elaboró en octubre de 08, por ese entonces no se tenía conocimiento de la coparticipación del 09 por lo tanto, lo que hace el contador son estimaciones que luego reforma cuando toma conocimiento de la mencionada coparticipación que se conoce en los últimos días de diciembre o comienzos de enero y, entonces, a partir de ello, lo va modificando. Tiene tres columnas, una lo presupuestado, otra las modificaciones y la tercera el presupuesto definitivo. De esta manera parecía que no necesitamos el presupuesto definitivo porque los cambios van conformando el presupuesto nuevo. Sin embargo no es así, no permite todas las modificaciones, solo trabajamos con un presupuesto adaptado, con modificaciones, pero no las totales como plantea el Municipio". Explicó.

Otro aspecto, dijo el contador, "aquellas modificaciones como por ejemplo el aumento del 13% que le dimos en mayo a los empleados se manejan dentro del movimiento de caja, se trabaja con el balance de tesorería, se proyecta y se ve cuáles son las disponibilidades que el Municipio tiene de aquí en adelante, de modo que la proyección del balance diario da lugar al aumento. Con esto quiero señalar que el otorgamiento no fue producto del acto eleccionario, sino que hoy con la mencionada proyección están dadas las condiciones por la disponibilidad de dinero que tenemos", concluyó Raúl Casi, que reclamó la aprobación del Presupuesto para que no se dificulte el necesario orden contable.

Comentá la nota