Consecuencia del temporal: exigen obra en barrio Lanusse

Un vecino se queja por la acumulación de agua en una esquina del barrio Lanusse. Sostuvo que el problema se solucionaría con trabajos de nivelación.
Lanusse fue el barrio que mayormente sufrió las consecuencias del temporal desatado el martes en buena parte de la región. La acumulación de agua en al menos dos esquinas causó serios trastornos a los vecinos y puso en evidencia la falta de atención por parte del Municipio para evitar que se sigan repitiendo este tipo de situaciones.

Roberto Baune padeció una vez mas el anegamiento de las calles que pasan por el frente de su vivienda. La intensa lluvia se fue acumulando en Quilmes y Capitán Luján de tal modo que, según estimó este vecino, el agua subió a casi 50 centímetros y estuvo a punto de ingresar en las casas cercanas a su domicilio.

Quilmes a la altura de 2300 se encuentra pavimentada pero en el 2400 sigue siendo de tierra. Capitán Luján en cambio en toda su extensión por el barrio Lanusse está sin asfaltar.

Baume dijo que el problema no es nuevo al tiempo que estimó que la solución llegaría con obras de nivelación en las calles y así se evitarían escenas recurrentes como las que tuvo que padecer esta semana. Pero como esto no ocurre "caen dos gotas y se llena todo de agua", sintetizó.

En rigor, el martes no cayeron dos gotas sino algunas más. Concretamente llovieron 85 milímetros. Las esquina, al igual que San Vicente y Alberti, se convirtió en una pileta. "El agua me entraba en el auto como para que te des una idea de la altura que tenía", agregó Baume.

Cansado que se prolongue en el tiempo este problema, el vecino recordó haber enviado un reclamo por escrito cuando el intendente de Luján era Miguel Ángel Prince. Luego, los vecinos de la zona levantaron firmas y hasta la administración de Graciela Rosso conoce la inquietud vecinal. Sin embargo, nadie hasta ahora acusó recibo de este asunto. Todo sigue igual o peor.

"Le mande una nota a Prince, me hicieron millones de vueltas pero nunca tuve una respuesta. Hace poco una vecina también hizo una nota, la dirigió a la sociedad de fomento y al municipio pero tampoco tuvo respuestas. El martes me saltó la chaveta porque era impresionante el agua que había. Nunca había llegado a tanto. Estaba hasta la mitad de cuadra (por Quilmes) porque agua no corre y todavía hay agua", dijo Baume a EL CIVISMO en la tarde de este jueves.

Comentá la nota