Conrad le tuvo que decir que no a Das Neves

Finalmente, el anuncio que el gobernador Mario Das Neves había anticipado que diría ayer sobre el nombre del radical que asumiría como director en el Banco del Chubut no pudo ser, ya que el elegido, Claudio Conrad, después de analizar el ofrecimiento, prefirió rechazar el puesto, ante el denso clima interno desatado en el radicalismo, luego de la confirmación del ingreso de Rafael Cambareri a Petrominera.
Fuentes inobjetables, confirmaron a este medio que el ex concejal Conrad, quien es abogado y ya ocupó en la gestión Das Neves, el cargo de vocal en el Tribunal de Cuentas, era una vez más, el hombre elegido por el gobernador para sumar un director por la oposición al banco, y así asestar otro cachetazo a la UCR, ya que el hombre no pertenece a la línea de Militancia y Compromiso, sino que históricamente militó en el ala maestrista.

Sin embargo, el ofrecimiento -que según trascendió en un principio, no había desagradado al trelewense- debió ser rechazado por una razón de mucho peso, como la reacción negativa que generó en la dirigencia radical, el antecedente de Rafael Cambareri, que al aceptar un cargo en Petrominera, desató un vendaval de críticas y hasta amenazas de expulsión.

Luego del acto en Casa de Gobierno, en el que asumieron cuatro nuevos funcionarios, Das Neves fue consultado por la prensa por este punto, y sólo respondió que la persona que había elegido no podrá asumir por una cuestión de incompatibilidad. «Es radical, no hay que buscarlo por sector. Y era una excelente persona. Lamentablemente, es incompatible», fue la rápida respuesta del mandatario, antes de retirarse del Salón de los Constituyentes.

En realidad, según se pudo saber, el argumento de una presunta incompatibilidad es sólo una excusa elegante. La respuesta que habría dado Conrad, y que lo deja en una posición mucho más decorosa hacia el partido que la de su correligionario Cambareri, fue que para evitar problemas lo mejor sería que una designación de este tipo fuera ofrecida orgánicamente a la UCR, y que fuera el partido el que propusiera el nombre al Gobierno. Algo que hoy por hoy, parece muy difícil.

Comentá la nota