Conozca al chavista que maneja a los piqueteros K

Conozca al chavista que maneja a los piqueteros K
Ex miembro del ERP, Rafael Follonier es funcionario de Cristina Kirchner y amigo de Néstor. Su lazos con Evo Morales, Chávez y Correa.
Es coordinador de Asuntos Técnicos de la Unidad Presidencial, contertuliano del secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli; el presidente venezolano Hugo Chávez lo llama “Rafa” y pregunta por él cada vez que pisa el país, el mandatario ecuatoriano Rafael Correa le dice “tocayo”, y conserva una gran amistad con el boliviano Evo Morales. Néstor Kirchner lo llama continuamente y hasta lo seleccionó para que lo acompañara a Colombia durante la frustrada misión para liberar a Ingrid Betancourt. El ministro de Planificación, Julio De Vido, lo busca cuando hay que hacer una operación quirúrgica delicada. Quienes lo conocen saben que Rafael Enrique Follonier es un hombre al que le gusta trabajar bajo la sombra.

Follonier y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, son dos piezas fundamentales en la estrategia del ex presidente para “comprar o romper” cualquier piedra opositora que se ponga en el camino. El escenario de conflicto no es otro que la provincia de Buenos Aires, pero el grupo operativo puede actuar en cualquier parte del país.

La primera movida de Follonier fue la de promover el ingreso formal de Emilio Pérsico a la estructura del Gobierno. CFK, a través del decreto 2286/2008, nombró al piquetero líder del Movimiento Evita como subsecretario de Comercialización de la Economía Social, en el ámbito del Ministerio de Desarrollo. La segunda movida fue hacer lo mismo en la provincia de Buenos Aires, donde también utilizó a alguien del Movimiento Evita. Se trata de Edgardo Binstock, que asumió como subsecretario de Coordinación de Políticas Territoriales.

Misiones secretas. “El Rafa” siempre supo moverse en situaciones difíciles y salir indemne. Cuando el abogado venezolano Moisés Maiónica intentaba de tranquilizar en Miami al valijero Antonini Wilson diciéndole: “Eso ya se superó. Tanto se superó que para Venezuela fue el viceministro de Justicia de Argentina”. Habría estado hablando de Follonier, que en aquel momento ostentaba el cargo de viceministro del Interior. Así lo confirmó a PERFIL un funcionario de Cancillería que en aquel momento estaba destinado en la embajada Argentina en Caracas.

La misma fuente dijo que Follonier fue uno de los arquitectos, junto con De Vido y el ex director del Occovi, Claudio Uberti, en la operación de la compra de fueloil venezolano para paliar la crisis energética. No sería nada raro, a fines de 2005 el Rafa sonaba como posible candidato a ocupar el cargo de embajador en Venezuela, puesto que había dejado vacante Nilda Garré. El jueves 10 de noviembre de 2005, Chávez lo recibió en el Palacio de Miraflores.

Follonier ya tenía el rango de secretario de Estado cuando organizó en el estadio mundialista de Mar del Plata la Cumbre de los Pueblos. Durante su discurso, Chávez lo nombró, desde el micrófono, como “mi amigo, el Rafa”.

Fue la diputada Patricia Bullrich quien señaló a Follonier como uno de los hombres que deambulaba por el recinto tratando de convencer a los legisladores para que voten a favor del proyecto de retenciones móviles.

Foja de servicios. Follonier es uno de los hombres a los que Kirchner considera como “comandante de batalla”, y el funcionario tiene chapa para colgar ese cartel dentro de la tropa K. A mediados de los 70, el Rafa ocupó un lugar en las filas del PRT-ERP. Después de haber pasado una temporada en Italia, regresó al país con la victoria de la democracia y junto a otros militantes PRT-ERP se suma al Partido Intransigente que comandaba Oscar Allende. Los inicios de la democracia lo encontraron junto al ex gobernador de La Pampa Rubén Marin, con quien amasó una gran amistad. “Las primeras valijas que llevó fueron las de él”, comentó con ironía un legislador pampeano.

Follonier llegó al campamento K de la manos del secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, y de otro ex integrante de PRT-ERP, Rodolfo Mattarolo. En 2003 estrechó vínculos con Aníbal Fernández, que en mayo de ese año lo nombró secretario de Provincias en el Ministerio del Interior. Fue en ese cargo donde aprendió a repartir los siempre convincentes Aportes del Tesoro Nacional (ATN). Su esposa, Graciela Oporto recaló en el ministerio de De Vido.

Fiebre piquetera. La discreción y buena puntería que demostró tener Follonier al distribuir los ATN, sumado a su buena relación con las organizaciones sociales y un inmejorable feed back con Parrilli, fueron motivos suficientes para que Kirchner le asignara su primera gran misión: “Hacete cargo de los piqueteros”, le habría dicho el ex presidente.

Para alcanzar el objetivo, Parrilli, Follenier, el ex casco azul Sergio Berni, y Rogelio Iparraguirre, armaron la llamada “Armada Brancaleone”. La misión fue un éxito y las principales organizaciones sociales se encolumnaron detrás de la transversalidad K. Luis D’Elía y Pérsico se convirtieron en los principales aliados del pampeano.

En junio de 2004, Follenier se encargó en apagar el escándalo de la toma de la comisaría 24 de la Boca para salvar a D´Elia y sus seguidores. Y en diciembre de 2007 hizo lo mismo para apaciguar la toma del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires que dirigió el líder del MP-29 Daniel Rodríguez, quien días después cayó preso. En su casa tenía un arsenal.

Identikit de “el Rafa”

*Rafael Follonier tiene 61 años. Del ’76 al ’77 trabajó en la imprenta Indugráfica. En 1984 fue empleado durante tres meses de Radio Mitre. En 1993 estuvo nueve meses como empleado del Senado.

*Durante la presidencia de Néstor Kirchner fue secretario de Provincias del Ministerio del Interior y luego viceministro del Interior. El 16 de enero de 2008 fue designado por la presidenta CFK como coordinador de Asuntos Técnicos de la Unidad Presidencial.

Comentá la nota