Se conocerá el fallo en la querella Campana-Juez

Los abogados del ex concejal pidieron seis meses de prisión y 218 mil pesos.
Hoy a las 9.30 está previsto que el juez Correccional Armando Ángeli dicte el fallo en la querella por injurias que el vicegobernador de Córdoba, Héctor Campana, le inició al líder del Frente Cívico, Luis Juez.

Campana acusó al ex intendente de injurias y que, tras el polémico escrutinio de la elección del 2 de setiembre de 2007, dijo que el vicegobernador se había puesto "la camiseta de la corrupción" y era un "atorrante".

En las dos primeras audiencias se presentaron seis testigos. En la primera, los abogados del ex concejal presentaron a cinco amigos de la segunda autoridad provincial. Todos explicaron que durante los días en que Juez "insultó" al titular de la unicameral, el vicegobernador de sintió "dolido", "decepcionado" y "triste", entre otras cosas. Además, hicieron alusión a las hijas del basquetbolista, quienes, según dijeron, no querían ir a la escuela a causa de todo lo que escuchaban a través de los medios.

Por su parte, en la segunda audiencia, el ex intendente de Córdoba renunció a los cuatro testigos que había convocado y presentó a su ex asistente y ex titular de la Oficina Anticorrupción municipal, José Medina que, llamativamente, habló en favor del vicegobernador y destacó que era "una persona honesta y transparente".

Prisión condicional. En los alegatos del pasado martes 10 de febrero, la querella exigió un resarcimiento económico de 218.775 pesos (los 150 mil que pidió inicialmente más tasas e intereses) y seis meses de prisión condicional para el líder del Frente Cívico. En tanto, Juez, quien se defiende a sí mismo, rechazó las acusaciones de Campana, negó que fuera a retractarse y se amparó en la inmunidad constitucional para solicitar su absolución.

Si bien el ex intendente capitalino no quiso referirse al fallo que se dicta hoy en Tribunales I, en el transcurso del juicio ironizó con que tenía "el bolso listo para ir a Bouwer" si lo declaraban culpable.

Comentá la nota