Se conocen las ofertas para comenzar la obra del Hospital de Reconquista

El gobernador Hermes Binner presidirá mañana la apertura de sobres con las ofertas económicas para la construcción de la primera etapa del nuevo hospital regional de alta complejidad en la ciudad de Reconquista, en el departamento General Obligado.
El acto se llevará a cabo a las 11 en la sede municipal de Reconquista y contará, además, con la presencia de los ministros de Obras Públicas y Vivienda, Hugo Storero, y de Salud, Miguel Cappiello; y del intendente local, Jacinto Speranza, entre otros funcionarios provinciales y municipales.

Con una inversión cercana a los 20 millones de pesos, esta primera etapa incluye la construcción de la estructura de hormigón armado y tiene un plazo de ejecución de 360 días, a partir de la firma del contrato.

En esta instancia definitiva del proceso licitatorio podrán presentar ofertas económicas las empresas que hayan cumplido con los requisitos exigidos en la presentación técnica (sobres Nº 1), realizada el 17 de febrero pasado en la capital provincial. En dicha oportunidad se presentaron seis oferentes.

Proyecto

El ministro de Obras Públicas y Vivienda, Hugo Storero, estimó que el inicio de los trabajos está previsto para este mes y señaló que la totalidad del proyecto demandará una inversión de alrededor de 90 millones de pesos.

El futuro hospital de alta complejidad de Reconquista se construirá en un predio ubicado en la intersección de los bulevares Yrigoyen y Lobato, y reemplazará al actual hospital Central. Con un plazo total de ejecución de 800 días, el efector dispondrá de 126 camas y ocupará una superficie cubierta de 18.000 metros cuadrados.

El nuevo centro de salud estará conformado por distintos sectores. Tendrá un área pública para circulación, salas de espera, aulas, auditorio, capilla, dirección y cafetería. En tanto, el sector médico estará integrado por bloques de cirugía - endoscopia; de maternidad y neonatología, con 18 puestos; de diagnóstico y tratamiento, con salas de rayos X, tomografía, mamografía, ecografía, laboratorio y hemoterapia; de guardia, de consultas externas, hospital de día y rehabilitación.

El sector de internación constará de cuatro áreas: el primero con 48 camas, 28 de maternidad y 20 de pediatría; el segundo con 50 camas, para cuidados mínimos e intermedios, contemplando la posibilidad de pacientes aislados; el tercero, con 20 camas de cuidados intensivos, 10 para adultos, 6 pediátricos y 4 individuales; y el cuarto, de guardia, con 4 camas para adultos y 4 pediátricas.

Además, habrá un sector de apoyos técnicos, con farmacia, esterilización, sala de máquinas, vestuarios, lavadero, cocina, residuos, áreas de mantenimiento y depósitos generales.

Finalmente, se construirá un sector de apoyos generales con oficinas de administración, cafetería de personal y dormitorios médicos.

Cuatro etapas

Terminada la primera etapa, la construcción del hospital continuará con las obras de carpintería y urbanización exterior que se contratarán por medio de una licitación posterior.

Luego, se realizará una tercera licitación para obras de arquitectura e instalaciones; y una cuarta y última convocatoria, que será para el equipamiento clínico y mobiliario.

Para esta última etapa, está prevista una licitación pública internacional por lotes, para complementar la obra con la totalidad del nuevo equipamiento clínico. En esta fase, el Estado provincial tiene prevista una inversión aproximada de 5 millones de dólares.

Plan de salud

El plan del gobierno para la atención de la salud prevé tres tipos de efectores: en el primer nivel se encuentran los 80 Centros de Atención Primaria de la Salud (Caps) que está previsto construir en todo el territorio provincial.

El segundo nivel consiste en la concreción de dispositivos de alta complejidad para la atención de pacientes ambulatorios, ubicados en grandes ciudades, como el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario, el nuevo Cema anunciado para la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, y el futuro Cemafe, en la capital provincial.

En el tercer nivel se encuentran los hospitales de alta complejidad que ya funcionan en Rosario y los que se construirán en las ciudades de Santa Fe, Reconquista, Venado Tuerto y Rafaela, la mayoría de los cuales ya tienen avanzado el proceso de licitación.

El objetivo es articular todos los servicios de salud pública en un sistema de complejidad creciente que, partiendo de los Caps, armonicen con todos los efectores de la región, integrándose finalmente a todos los niveles de complejidad existentes en la provincia.

Comentá la nota