Se conmemoró el Día del Inmigrante

Una veintena de colectividades, acompañadas de autoridades municipales y de representantes de entidades intermedias, recordaron a aquellas personas que "llegaron un desde otros países y se establecieron en nuestro territorio, para comenzar a construir lo que hoy es nuestra ciudad".
Ayer por la mañana, en la plazoleta que lleva su nombre, sita en Buzón y Tierra del Fuego, se realizó un emotivo acto para conmemorar el Día del Inmigrante. En la oportunidad, se recordó la labor realizada por aquellas personas que "dejando el lugar de sus orígenes, viajaron hacia nuestro continente para forjar el futuro de una nueva Nación".

La ceremonia comenzó pasado el mediodía y fue protagonizada por la casi veintena de colectividades que actualmente operan en nuestra ciudad. Pero además, estuvieron presentes autoridades comunales y representantes de entidades intermedias, dando muestra de lo "importante que fueron, son y serán los inmigrantes para nuestra comunidad".

En tal sentido, se destacó que hace 19 años nació la Unión de Colectividades de Tandil con la finalidad de "difundir" la cultura traída por las distintas etnias desde su lugar de origen porque "a través de la diversidad una comunidad se hace aun más rica".

Como se recordará, todo los 4 de septiembre se conmemora el Día del Inmigrante debido a que dicha fecha fue instituida por decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 21.430 del año 1949, para "honrar la memoria de los pioneros que arribaron a nuestra tierra procedentes de diversas latitudes movidos por múltiples factores, y que posteriormente se arraigaran en nuestro suelo para dar nacimiento al tejido humano que derivara en la conformación de una sociedad multicultural, rica en valores y determinante de una idiosincrasia nacional: la argentina".

Asimismo, se mencionó que la presencia del inmigrante estuvo en nuestra Constitución. Por ejemplo, la Constitución sancionada en 1853 decía: "El Gobierno Federal fomentará la inmigración europea; y no podrá restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias e introducir y enseñar las ciencias y las artes".

Asimismo, el presidente Mitre de 1862 a 1868, Sarmiento de 1868 a 1874 y Avellaneda de 1874 a 1880, fueron quienes más fomentaron la inmigración, lograron el afianzamiento del orden institucional de la república unificada y el cambio total de la estructura social y económica de la Nación.

De esta manera, la república comenzó a atraer inmigrantes a los que se les ofrecían facilidades para su incorporación al país, pero sin garantizarles la posesión de las tierras; así lo estableció la ley de colonización de 1876, que reflejaba la situación del Estado frente a la tierra pública.

De esta manera, se fue llevando a cabo la llegada de personas desde el extranjero que se fueron afincando en nuestra territorio. Según consta en los registros oficiales, el saldo inmigratorio fue de 76.000 inmigrantes en la década del 60 al 70 y de 85.000 en la década del 70 al 80 del siglo XIX. La distribución tuvo una tendencia definida y la corriente inmigratoria se fijo preferentemente en la zona del litoral y en las grandes ciudades. Solo pequeños grupos se trasladaron al centro y al oeste del país.

Comentá la nota