Con dos congresos paralelos, el PJ iría a otro conflicto judicial

Los sectores en pugna sostienen que sus llamados son legítimos. Y pidieron veedores judiciales
Lejos de comenzar a definir una estrategia común con miras a las elecciones de 2011, el Partido Justicialista de Catamarca enfrenta otra interna que podría derivar en un nuevo conflicto judicial.

Tanto la conducción partidaria como el sector que integran el merismo y los intendentes peronistas, confirmaron congresos con un día de diferencia, para los cuales pidieron veedores judiciales a fin de lograr legitimidad en caso de que el tema se dirima ante la Justicia.

En el caso de la orgánica, el presidente del PJ, Daniel Barros, confirmó el congreso para el viernes próximo, a las 18, en la sede partidaria de avenida Güemes, según lo había consensuado el Consejo Provincial.

La decisión había sido tomada luego de que se declarara inválida la autoconvocatoria del máximo órgano partidario para el sábado 12 en Aconquija (Andalgalá).

Sobre este tema, el presidente del Congreso, Oscar Vera, dijo, por un lado, que en la Carta Orgánica "no existe la autoconvocatoria", pero que sí está contemplado que un tercio de los congresales pueda solicitar un congreso extraordinario. Sin embargo, esto no se habría cumplido, explicó, porque el requerimiento de los intendentes no reunía los 35 congresales titulares, por lo que fue desestimado.

"Una de las firmantes, la congresal suplente de Ambato, Esther Saavedra, no reviste la calidad de congresal en virtud de que no fue incorporada al cuerpo por no haber estado presente en la sesión del Congreso Provincial celebrada el 21 de diciembre en Aconquija", dijo. En cambio, para el secretario general del PJ, Rubén Ceballos, este argumento es una "chicana política".

Por esa causa, Ceballos calificó de "ilegal e ilegítima" la convocatoria que realizó el otro sector. "Convocaron a otro congreso, cuando previamente se hizo el llamado legal y legítimamente", dijo por Radio Ancasti.

El sector que integran los jefes comunales del PJ sostiene que las autoridades partidarias no lograrían el consenso para sesionar y que la convocatoria del viernes se hizo "para confundir a los congresales".

Comentá la nota