El Congreso vuelve a ser una preocupación para el Gobierno

La oposición avanzará para que no se le renueve al Ejecutivo la facultad de fijar retenciones
Después de varios meses de letargo, la reanudación de la actividad en el Congreso, esta semana, amenaza con convertirse en toda una pesadilla para el oficialismo. Le guste o no, deberá abordar antes del 24 de agosto próximo el problema pendiente de las retenciones a los granos, un tema en el que la Comisión de Enlace y la oposición hacen causa común para acorralar al Gobierno.

La fecha límite del 24 de agosto obedece a que ese día vencerán las facultades delegadas por el Congreso al Poder Ejecutivo, entre ellas, la de fijar las alícuotas de los derechos de exportación e importación por medio del artículo 755 del Código Aduanero. La oposición no quiere desaprovechar la oportunidad y batallará por devolver al Congreso la atribución constitucional de fijar esos derechos.

El debate arrancará esta semana en la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados. Allí, los opositores buscarán limitar la amplia discrecionalidad de la que hoy goza el Gobierno para fijar las retenciones agropecuarias. Una alternativa que analizan los principales bloques de la oposición ?UCR, Coalición Cívica, Pro y el peronismo disidente? es proponer un techo arancelario, superado el cual cualquier eventual suba debe ser aprobada por una ley del Congreso. Resta acordar, todavía, el porcentaje de ese techo.

Según fuentes oficiales, la presidenta Cristina Kirchner y su esposo, Néstor, analizaban ayer, en El Calafate, medidas para el campo. Pero nadie confirmó detalles de esto y existía anoche total hermetismo en el oficialismo. Se especulaba, sin embargo, con que el Gobierno podría aceptar una rebaja en las retenciones al trigo y otorgar subsidios para los sectores lácteo y de la carne. También se analizaba ayer liberar exportaciones de carne. Todo esto podría emitirse antes de fines de agosto (de lo que se informa por separado).

"Esta semana buscaremos acercar posiciones y llevar al recinto una posición común", coincidieron, consultados por LA NACION, los diputados Oscar Aguad (UCR), Federico Pinedo (Pro), Adrián Pérez (Coalición Cívica) y Jorge Sarghini (justicialismo nacional).

En lo que sí hay acuerdo en la oposición es en revisar ya mismo algunos aranceles vigentes y, por caso, insistirá en reducir a cero la tasa de retención al maíz y el trigo, como reclama la Comisión de Enlace. El punto más conflictivo es, una vez más, la soja. Los dirigentes del campo proponen reducir la tasa que rige en este cultivo de 35 al 25 por ciento, con una escala de segmentación de acuerdo con las toneladas producidas. En la oposición no hay acuerdo en este punto: algunos legisladores consideran excesiva esta rebaja propuesta por la Comisión de Enlace por el bache fiscal que generaría en la recaudación.

Los diputados oficialistas admiten que el debate no será sencillo y esperan una señal del Poder Ejecutivo; en las próximas horas habrá una reunión clave para definir una postura. Por lo pronto, LA NACION pudo saber que el Gobierno concedería una rebaja a cero en las retenciones al maíz y trigo, pero no cederá en la alícuota que grava a la soja.

Asimismo, el Gobierno estudia aumentar compensaciones al sector tambero y subir las partidas para atender la emergencia agropecuaria, aunque no en la medida en que reclama la oposición. Ambos temas serán los ejes de la primera reunión de la Comisión de Agricultura, pasado mañana.

Debate en puerta

Mientras tanto, la Comisión de Asuntos Constitucionales deberá analizar una nueva prórroga (por cuarta vez desde 1999) de las facultades delegadas al Poder Ejecutivo: se trata de 1901 normas sancionadas desde 1853 hasta 1994 que contienen potestades legislativas delegadas. Entre ellas, como ya se mencionó, la de fijar los derechos de exportación (retenciones).

La oposición estaría dispuesta a ceder al Poder Ejecutivo una nueva prórroga, pero por tiempo limitado. Además, quiere revisar el Código Aduanero para imponerle límites precisos al Gobierno a la hora de aplicar retenciones.

No sólo eso: en la maraña de legislaciones delegadas algunos diputados opositores descubrieron una perlita: el decreto 1067/2005, por la cual el Gobierno creó la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) otorgándole amplias competencias, funciones y potestades punitivas.

Hoy este organismo es controlado por el cuestionado secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno. "La oposición bien podría reclamar una revisión de este decreto", deslizó, mordaz, un diputado ex aliado del oficialismo.

La última extensión de todo ese paquete de legislación delegada se votó en 2006, con fecha de vencimiento el próximo 24 de agosto.

Los tiempos apremian para la Casa Rosada y para la oposición, ya que queda menos de un mes para que expire el plazo y el Poder Ejecutivo obtenga la sanción de ambas cámaras legislativas de una ley que ratifique la validez de esa arquitectura legal de más de 140 años.

Laura Serra

Gustavo Ybarra

Claves

* Actividad legislativa. Pasado mañana comienza la actividad en las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Agricultura. En ambas comisiones se tratará el tema de las retenciones.

* Legislación delegada. El 24 de agosto es la fecha límite que tiene el Congreso para prorrogar las facultades delegadas por el Parlamento al Poder Ejecutivo, entre ellas, los derechos de exportación e importación y el decreto de creación del Oncca.

* La soja. El punto más conflictivo para acordar es la soja. Algunos legisladores consideran excesiva una rebaja del 35% como pide la Comisión de Enlace por el bache fiscal que esto generaría.

* Compensaciones. La Comisión de Agricultura evaluará un proyecto para aumentar compensaciones al sector tambero.

Comentá la nota