Congreso venezolano aprobó ley que transfiere poderes regionales a Chávez

Congreso venezolano aprobó ley que transfiere poderes regionales a Chávez
El Congreso de Venezuela aprobó una reforma legal que transfiere competencias de los estados a la presidencia, lo que la oposición considera una maniobra del Gobierno socialista de Hugo Chávez para anular la descentralización en el país.
Pese a que en las elecciones de gobernadores y alcaldes de noviembre el oficialismo se quedó con un 80 por ciento de los cargos, sus adversarios conquistaron algunos estados con amplia población e ingresos, además de la Alcaldía Metropolitana que coordina a los cinco alcaldes capitalinos.

La ley prevé la posibilidad de transferir vías de comunicación al Ejecutivo central previa autorización del Congreso nacional o regional, lo que restaría recursos a las autoridades regionales por concepto de impuestos.

La reforma establece en su artículo 9 que el presidente "podrá decretar la intervención de bienes y prestaciones de servicios de carreteras, puertos y aeropuertos en el supuesto de deficiencia en la prestación de servicios por parte de los estados", según un comunicado de la Asamblea Nacional.

La nueva legislación podría quitar a los gobiernos locales competencias para continuar iniciativas que suavicen el tráfico en las principales ciudades.

Según el gobernador del capitalino estado de Miranda, el opositor Henrique Capriles Radonsky, la medida ataca la descentralización.

"La Asamblea Nacional pareciera que quiere legislar para el retroceso", dijo Capriles a Reuters. "Esto simplemente es seguir avanzando en términos de que todo el control del poder en Venezuela esté en manos del Poder Central", agregó.

Pero el diputado del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Mario Isea argumentó que busca proteger a los ciudadanos. "Vamos a defender el derecho de acceso a los bienes públicos esenciales de todos los venezolanos", dijo durante el debate en la Asamblea.

Por su parte, Capriles aseguró que el Gobierno intenta impedir que sus adversarios destaquen y puedan representar una opción atractiva en las elecciones presidenciales del 2012, a las que Chávez ya se postuló como candidato tras eliminar el límite a su reelección en un referendo hace un mes.

"El Gobierno nacional pensará que nosotros somos los que vamos a competir con Chávez dentro de cuatro años. Entonces, tratará de que ninguna de nuestras gestiones tenga ningún brillo", comentó.

La Asamblea, dominada por el "chavismo", aprobó la Reforma Parcial de la Ley de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público.

Además, tiene previsto impulsar una ley específica para la capital que permite el nombramiento de una autoridad que esté por encima del Alcalde Metropolitano, el opositor Antonio Ledezma.

El año pasado, Chávez también aprobó por decreto una ley que le permite nombrar autoridades regionales encargadas de aplicar la planificación centralizada.

Hasta ahora, el Gobierno ha quitado a algunas regiones competencias en áreas como salud y deportes, acusando a la oposición de usar el poder regional como trinchera para atacar el Gobierno y de desmontar los programas sociales que sustentan la popularidad de Chávez.

Comentá la nota