El Congreso no tratará ahora base de retenciones a soja

Por: Rubén Rabanal

El camino de la baja de retenciones que pretendían iniciar en la Cámara de Diputados los dirigentes de la Mesa de Enlace no parece apuntar directamente a reducir la presión sobre las exportaciones de soja.

El Gobierno aún no da señales claras de aceptar una negociación sobre las retenciones a la exportación de la «plantita», como la definió Cristina de Kirchner, y la oposición tampoco está convencida de iniciar la agenda de debate de los problemas del campo con ese punto. Ayer, el radicalismo en boca de Pedro Morini, diputado y vicepresidente de la Comisión de Agricultura, dejó claro que antes de hablar de soja, que para la siembra tiene un horizonte hasta noviembre, el Congreso debe comenzar a debatir sobre la situación del sector lechero, de la carne, el maíz y, sobre todo, el trigo.

Es más, llegó a admitir que en el caso de la soja, «la rentabilidad no es mala» y que se debería tener cuidado en no desfinanciar al Estado: «El Gobierno se financia con este impuesto y habría que analizar con cuidado una segmentación de las retenciones a la soja. Pero antes debemos avanzar para solucionar la situación de los productores al borde de la quiebra por la sequía, de los tamberos en crisis, el desastre que viven los productores de carne y dar un horizonte de certidumbre a la siembra de trigo», dijo. Desde el Sí, Eduardo Macaluse también abonó un esquema parecido sosteniendo la necesidad de analizar una división de las retenciones entre «cuatro y cinco» segmentos, según el tonelaje de producción y los volúmenes de exportación. No es la misma agenda que sostiene la Mesa de Enlace.

Mientras la oposición analiza la posición que se va a tomar en la próxima sesión, donde la cuestión de las retenciones estará presente cuando se debata la prórroga de la legislación delegada al Poder Ejecutivo que contiene, entre otros puntos, la facultad para fijar aranceles aduaneros, en el kirchnerismo esa discusión está en medio de un caos.

En espera

A una semana de la sesión, los oficialistas están esperando una definición de la Casa Rosada sobre el camino por seguir. Agustín Rossi, jefe del bloque, está fuera de Buenos Aires con autorización presidencial, por lo que los tanteos sobre cómo acordar con la oposición un proyecto de prórroga de esas facultades que contenga alguna limitación al poder sobre de las retenciones que lo haga votable aún están en veremos.

Hoy la Comisión de Agricultura de Diputados se reunirá para negociar un dictamen unificado sobre la Ley de Emergencia Agropecuaria que espera allí desde hace meses y una ley marco para el sector lechero.

Esa reunión fue convocada por el oficialista Alberto Cantero Gutiérrez, jefe de la Comisión, para las 17, pero será el puntapié inicial para la guerra por las retenciones que lanzará la oposición. Y aunque todos estén de acuerdo en que habrá reducciones en trigo, sorgo y existe necesidad de modificar el esquema en carnes, nadie, ni el campo ni la oposición, tiene acuerdo sobre qué hacer con la soja.

Comentá la nota