El Congreso tratará en agosto la prorroga de facultades delegadas

Se trata de casi 2.000 leyes que reglamentan las atribuciones cedidas para el Poder Ejecutivo, las cuales vencen el día 24 del próximo mes. Su continuidad será debatida primero por la Cámara de Diputados en dos semanas, y debería ser aprobada por el Senado antes de la fecha de expiración.
El oficialismo busca debatir a partir de la primera semana de agosto en el Congreso la prórroga de casi 2.000 leyes que delegan facultades al Ejecutivo, que vencen el próximo 24 de agosto, entre las que se encuentran normas referidas a la política fiscal, aduanera, educativa y hasta otras vinculadas al ejercicio de diversas profesiones.

La prórroga será debatida en el recinto de la Cámara de Diputados en la primera semana de agosto cuando se vuelva a reunir el cuerpo, según lo acordado esta semana por los presidentes de los bloques del oficialismo y de la oposición, que definieron la agenda parlamentaria de los próximos meses.

Luego de su paso por Diputados, la prórroga tendrá que debatirse en el Senado, donde debería aprobarse antes del 24 de agosto para que no caigan las facultades.

Fuentes parlamentarias admitieron que habría un principio de acuerdo para, por un lado, limitar el tiempo de la prórroga que podría ser de 8 meses a 1 año, en lugar de 3 años con que se aprobó en anteriores oportunidades y, por el otro, debatir por separado el Código Aduanero, que fija los derechos de exportación.

Desde el oficialismo, el titular del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, confía en que la oposición apoye la ratificación de la legislación delegada "para respetar el criterio que se viene manteniendo hasta ahora cada vez que se trató para no generar vacío jurídico".

En declaraciones a Télam, el titular del bloque de diputados oficialistas anticipó que el tema será tratado en la primera sesión de la cámara baja "para darle tiempo al Senado de aprobarlo antes de que venza el plazo".

Respecto al límite de la prórroga, Rossi anticipó que "el tiempo se puede acordar", al sostener que "estamos dispuestos a conversar porque nuestro espíritu es aprobar la prórroga. Lo importante es que no se caigan leyes muy importantes".

Esta situación se remonta a la Constitución reformada en 1994 que estableció requisitos para que el Legislativo delegue facultades en el Ejecutivo y fijó para todas las leyes anteriores que contenían esas atribuciones, un plazo de vigencia de cinco años.

Si bien en 1999, el Congreso debía haber analizado todas las leyes que delegaban atribuciones, eso no ocurrió, por lo que se acordó extender su vigencia en 2002, 2004 y 2006.

En 2002, y en plena crisis de la Argentina, se sancionó prácticamente sin debate la ley 25.645, que fue una réplica de la anterior, sólo que estableció un plazo de dos años y un artículo adicional para fijar que la norma entrara en vigencia el 24 de agosto de 2002, es decir, el día en que vencía el plazo de caducidad.

En 2004, la prórroga se aprobó también con una vigencia de dos años, mientras que en 2006 y, si bien el debate fue más arduo, se logró extender su observancia por tres años. Se trata de cerca de 2.000 leyes que incluyen delegaciones, que vencen el 24 de agosto, porque ésa fue la fecha de entrada en vigor de la Constitución reformada.

Desde el radicalismo, el senador nacional y titular de la UCR, Gerardo Morales, sostuvo que "en el mismo proyecto de prórroga de la legislación delegada queremos ponerle un límite al Código Aduanero, porque queremos tratarlo aparte".

"Vamos a tratar de tener una posición unificada. Puede ser una prórroga de seis meses para que la nueva cámara la pueda tratar", aseveró Morales en declaraciones a la prensa.

El titular del bloque de diputados de la Coalición Cívica (CC), Adrián Pérez anticipó que la bancada propondrá la "ratificación pero sólo por seis meses de toda la legislación delegada", al sostener que no prorrogarla "sería una enorme irresponsabilidad".

El socialismo, en tanto, mantendrá una reunión la semana próxima para definir la posición del bloque en torno a la legislación delegada.

Desde Buenos Aires para Todos, Claudio Lozano, coincidió con la propuesta de reducir el plazo de la prórroga y anticipó que impulsará "un estudio detallado de las normas porque son muchas" aunque dijo que "hay algunas cosas que vamos a tratar de privilegiar que se resuelvan ya".

En esa línea, el titular del bloque de Solidaridad e Igualdad (SI), Eduardo Macaluse, destacó la necesidad de que algunas de las normas, como el Código Aduanero, "tengan un tratamiento separado" y recordó que en medio de este debate tiene que expedirse la comisión bicameral de seguimiento de facultades delegadas.

La diputada Vilma Ibarra, había presentado cuando era senadora un proyecto para la conformación de una comisión de trabajo a fin de realizar el estudio de la legislación delegada "y abordar el vencimiento del plazo de prórroga con elementos que permitieran determinar qué camino parlamentario seguir".

Hasta ahora nunca se completó el trabajo de revisar las normas que desde 1853 hasta 1994 delegan facultades legislativas en el PE, entre las que se encuentran el Código Civil, el Código Comercial, el Código Aduanero, la Ley de Radiodifusión y el Código de Minería.

En la última semana, se acordó revitalizar ese trabajo que había sido encomendado en principio, a la comisión Bicameral de Seguimiento de la Coordinación para la Conformación del Digesto Jurídico Argentino, cuya integración está demorada.

Tras la reunión de esta semana de los titulares de bloques parlamentarios de diputados, se dispuso terminar con la integración de la comisión bicameral y acelerar la tarea para la elaboración del Digesto.

Comentá la nota