Congreso de seguridad vial: coordinarán recursos para reducir cantidad de accidentes

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, afirmó hoy que es importante "trabajar con valores desde la familia y la escuela" para disminuir los accidentes de tránsito, mientras que familiares de víctimas reclamaron mayores sanciones. Fue durante el Primer Congreso Nacional de Seguridad Vial.
La traumática experiencia de familias que perdieron un hijo en accidentes de tránsito se reflejó este viernes en cada uno de los relatos de padres de víctimas durante el encuentro.

"Por la vida de nuestros hijos y por la construcción de una sociedad más ética, debemos trabajar con valores desde la familia y desde escuela", destacó el ministro de Educación tras escuchar a los padres y familiares de las víctimas.

Los educadores usan un dicho africano que dice "para educar a un niño, se necesita un pueblo entero. De eso se trata -dijo-, de que todos, desde la mesa familiar, el aula, los medios y las publicidades debemos conjugar en favor de una sociedad más ética".

Sileoni estimó que la educación vial no implica sólo "hablar del cinturón de seguridad y del límite de velocidad", en mención de una extensa nota periodística que hoy publicó un matutino sobre ese tópico.

Según un informe de Luchemos por la Vida, en 2004 el uso del cinturón de seguridad en autos particulares era del 86% mientras que en 2009 se redujo al 68%.

El ministro afirmó que las normas hay que cumplirlas porque no son opcionales y debe sancionarse fuertemente a quien no lo haga pero, enfatizó, "la seguridad vial implica avanzar en cuestiones más profundas aún".

En ese sentido, Sileoni dijo que la escuela "debe ser neutral en el pensamiento, pero no puede haber el más mínimo silencio pedagógico ante la discriminación, ante la falta de respeto, ante el avanzar sobre los derechos del otro, ante el valor vida".

"Los contenidos sobre Seguriad Vial aparecen incluidos en los Núcleos de Aprendizaje Prioritarios (NAP) en el área de Educación Etica y Ciudadana", añadió Sileoni.

Sergio Levin, padre de un alumno del Colegio Ecos, del que hace casi tres años 9 chicos y un docente murieron víctimas de un choque en la ruta 11, en Santa Fe, cuando volvían de un viaje solidario, dijo que "sin la gente, nada es posible" e instó a los gobernantes a convertir el tema en política de Estado.

Para Vivian Perrone, de Madres del Dolor, desde que su hijo, Kevin Sedano, de 14 años, murió atropellado por un auto que circulaba a altísima velocidad por la avenida Libertador, "hacen falta muchos cambios".

"Ví que faltan controles que tengan una mirada del tránsito como un todo, ví la falta de justicia y la ausencia de penas efectivas para los que violan las leyes", señaló Perrone y agregó que, como docente "es prioridad aprender a valorar la vida y el respeto, para terminar con la soberbia de la sociedad en tránsito".

Teresa Mellano, de la Red Nacional de Familiares de Víctimas de Tránsito, cuestionó que esté libre el reponsable de la muerte de su hijo Paolo, que en 2003 fue atropellado por un automovilista que corría una picada en la avenida del Libertador.

"El responsable de la muerte de mi hijo, que llevaba casco como si fuera un corredor de carreras, sigue libre", lamentó la mujer aunque estimó positiva la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, cuyo titular es Felipe Rodríguez Laguens.

Graciela Gramajo, de Renacer Capital, coincidió en la necesidad de un mayor acompañamieto de los magistrados.

"No nos sentimos acompañados por los jueces", señaló la militante de Santiago del Estero, al difundir las acciones que realiza esa organización para concientizar a la comunidad sobre la seguridad vial.

Comentá la nota