El congreso del 80%

El congreso del 80%

El PJ reúne este jueves a su órgano máximo. Confluirán el kirchnerismo y los gobernadores de Argentina Federal. Es la mayoría que buscaba reunir CFK, sin los rebeldes Schiaretti, Urtubey y Pichetto. 

En lo que marcará un cambio de la política de diferenciación que fijó en 2018, gran parte del peronismo federal, con la excepción de los gobernadores Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti, enviará a sus congresales a participar del Congreso Nacional del PJ que se celebrará este jueves, a partir de las 11.30, en el micro estadio de Ferro Carril Oeste. El encuentro empezará a delinear la estrategia nacional del peronismo para las elecciones presidenciales, con epicentro en el poder kirchnerista.

El Congreso Nacional, que preside el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, dará el puntapié inicial del proceso de definición de la política de alianzas que el partido adoptará para las elecciones presidenciales. Si bien la cita no será más que una formalidad para que el máximo órgano partidario delegue en el Consejo Nacional la facultad de constituir frentes, dará una señal política muy fuerte al mostrar el retorno de los congresales que responden a gobernadores que forman parte del espacio Alternativa Federal.

Según pudo saber Letra P, de los referentes peronistas que en diciembre participaron del encuentro de Alternativa Federal en la casa de Córdoba, solo el cordobés Schiaretti, el salteño Urtubey y el senador Miguel Ángel Pichettoratificaron su decisión de no participar ni enviar a sus representantes, mientras que los demás gobernadores revisaron su estrategia al compás del cierre de listas de unidad o de la recomposición de relaciones con el kirchnerismo en sus respectivas provincias.

Voceros del tucumano Juan Manzur confirmaron a este portal que 22 de los 26 congresales que responden al gobernador estarán presentes en el encuentro partidario y se sumarán a los siete encolumnados con el senador José Alperovich. En la misma línea estarán los dirigentes que responden al gobernador de Chaco, Domingo Peppo. En tanto, se espera que se sume parte de los representantes de Tierra del Fuego y Entre Ríos, alineados con Rosana Bertone y Gustavo Bordet, respectivamente.

Los gobernadores de Alternativa Federal no pondrán la cara en un Congreso dominado por el kirchnerismo, pero la presencia de sus congresales marcará un giro respecto de la cita de junio de 2018 en Ferro.

Si bien ninguno de los gobernadores de Alternativa Federal pondrá la cara personalmente en un Congreso que estará dominado claramente por el kirchnerismo, la presencia de sus congresales marcará un giro en la postura que mantuvieron en el Congreso que se celebró, también en Ferro, en junio de 2018.

En esa oportunidad, retacearon la asistencia de sus representantes al Congreso, al que calificaron de “trucho”, ya que el PJ estaba por entonces intervenido por decisión de la jueza federal María Servini. Pese al boicot, el kirchnerismo consiguió quórum para sesionar gracias a la presencia, en gran medida, de los congresales de las provincias con mayor nivel de representación (Buenos Aires, Santa Fe y Mendoza) y de la Ciudad de Buenos Aires. Otras provincias también aportaron lo suyo: Pichetto pegó el faltazo, pero Martín Soria llegó con 11 de los 12 congresales de Rio Negro, el sector riojano de Luis Beder Herrera se rebeló ante la ausencia de Sergio Casas y el PJ correntino mandó a diez de sus 18 congresales. En total, se contabilizaron más de 600 sobre 927.

La presencia promete ser mayor este año. A los enviados de los mandatarios del peronismo federal se sumarán los gobernadores Lucía Corpacci (Catamarca), Gildo Insfrán (Formosa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Alicia Kirchner (Santa Cruz) y el vicegobernador José Neder (Santiago del Estero), que repetirán presencia y representantes. El PJ bonaerense, que aporta 277 congresales -en su mayoría, de la mano de los intendentes- contará esta vez con la presencia de referentes del massismo, como Pablo Garate, Horacio Alonso, Gilberto Alegre y Mauricio Silva, que tienen “luz verde” de Sergio Massa para asistir, según le dijo un dirigente del sector a Letra P. Como en 2018, también estarán los congresales de La Pampa, que responden a Carlos Verna.

Si bien el Congreso no dejará definiciones electorales nominativas y no hará alusión alguna a la figura o a la eventual candidatura de Cristina Fernández de Kirchner, reflejará la voluntad de una mayoría peronista de llegar a la elección presidencial en un marco de unidad para enfrentar a Mauricio Macri, en línea con la estrategia que los gobernadores empezaron a sellar en las provincias.

Además de la cuestión del armado nacional, el Congreso hará un pronunciamiento sobre los cambios en el Código Nacional Electoral que se analizaron de manera detallada en la última reunión de la Mesa de Acción Política del partido y que despierta suspicacias en la dirigencia. “No se pueden cambiar las reglas electorales en años electorales con un simple decreto reglamentario. Le advertimos al Gobierno nacional que no intente hacer fraude”, dijo ese día el presidente del PJ, José Luis Gioja.

Con todo, la importancia de la reunión no estará en las definiciones contundentes, sino en la ampliación de la foto, que empieza a parecerse más a la que sueña el kirchnerismo: la unidad, aunque sea del 80 por ciento.

Coment� la nota