El Congreso ya largó la pelea

En su vuelta de las vacaciones, Cobos convocó para el lunes a la Comisión de Labor Parlamentaria. Pero Pichetto lo cruzó y dijo que no tiene facultad para un llamado de ese tipo. En Diputados habrá un encuentro de jefes de bloque.
En medio de la judicialización de los decretos de necesidad y urgencia (DNU), la disputa entre el Gobierno y la oposición por el pago de deuda externa con reservas del Banco Central volvió al Congreso. Julio Cobos encabezó la propuesta opositora de poner en funcionamiento el Parlamento para dirimir la validez de los decretos (el que creó el Fondo del Bicentenario y el que destituyó a Martín Redrado como presidente del Central) en ambas cámaras y convocó para el lunes a una reunión de Labor Parlamentaria en el Senado para intentar sesionar el 3 de febrero "o antes". Una decisión que el jefe de la bancada K, Miguel Angel Pichetto, salió a cruzar: "Cobos carece de toda facultad para convocar a una reunión de Labor mientras el Senado está en receso", dijo y anticipó que el bloque oficialista no participará. En tanto, el presidente de Diputados, Eduardo Fellner, convocó a una "reunión informal" de jefes de bloque para los últimos días de la semana que viene, como respuesta al intento opositor de "autoconvocar" a la Cámara baja a fines de enero.

Cobos interrumpió sus vacaciones en Chile para ponerse al frente del reclamo opositor. Después de reunirse con varios legisladores de la oposición en su despacho del Senado, el vicepresidente anunció a la prensa su decisión de convocar a una reunión de Labor Parlamentaria (donde todos los jefes de bloque fijan el temario que llegará al recinto) para el lunes a las 18. "Estoy haciendo todo lo posible para poner en funcionamiento el Congreso. No se trata de ninguna actitud conspirativa", subrayó Cobos.

Pero la discusión política en el Congreso también se topa con las diferentes interpretaciones jurídicas sobre cómo y cuándo debe funcionar el Parlamento. Una pelea que también podría terminar en Tribunales. Cobos tomó el análisis opositor: "La Constitución dice que ante la emisión de un DNU el Congreso debe resolverlo rápidamente".

Pichetto expresó la interpretación del oficialismo: "Cobos sólo puede convocar a Labor Parlamentaria cuando comience el período de sesiones ordinarias, a partir de marzo". "Mientras tanto –agregó–, el Senado está en receso, ya que no hay sesiones extraordinarias, que sólo pueden ser convocadas por la Presidenta de la Nación. Por eso, el oficialismo no asistirá a esa reunión que promueve Cobos." El rionegrino tampoco esquivó referirse a la postura del vicepresidente. "Debería actuar correctamente en lugar de sobreactuar como lo está haciendo, pretendiendo ser el centro de la escena", sentenció Pichetto.

Varios diputados de la oposición también expusieron su postura después de que la jueza federal María José Sarmiento frenó el DNU que crea el Fondo del Bicentenario. Federico Pinedo (PRO), Alfonso Prat Gay (Coalición Cívica) y Ricardo Gil Lavedra (UCR) aseguraron que "los argentinos deben estar tranquilos porque el Congreso y la Justicia están funcionando y la Presidenta no se puede llevar todo por delante". Todo el conglomerado opositor trabajaba anoche en la argumentación jurídica que convalide una "autoconvocatoria" de la Cámara baja, si Fellner no lo hace como se lo pidieron por nota. Aunque todos los esfuerzos estaban puestos en "garantizar" la presencia de los legisladores el 27 de enero, la fecha tentativa que se manejaba ayer en las reuniones de la oposición.

La kirchnerista Patricia Fadel trató de desactivar la movida opositora y le pidió al vicepresidente del cuerpo, Ricardo Alfonsín, que consultara a Fellner antes de tomar una decisión. Tras una conversación telefónica, Fellner adelantó su regreso de las vacaciones y se comprometió a convocar a una "reunión informal" de presidentes de bloque para fines de la semana próxima "para que puedan estar todos". "Que quede claro que no estamos ni en prórroga de sesiones ordinarias ni en sesiones extraordinarias, que debe convocar el Ejecutivo", afirmaron sus voceros.

El único acuerdo entre oficialistas y opositores fue el de convocar para el miércoles por la tarde a la comisión bicameral permanente de Facultades Legislativas para analizar el DNU que eyectó a Redrado del Central. Así lo resolvieron la kirchnerista Diana Conti y el radical Luis Naidenoff, que actúan como secretarios de la bicameral empantanada en paridad de fuerzas (ocho oficialistas y ocho opositores). La oposición intentará, igual que el DNU que creó el Fondo del Bicentenario, llevarlo al recinto durante el receso y trabaja para eso. En tanto, el oficialismo quiere que se trate recién en marzo, cuando comience el nuevo período de sesiones ordinarias.

Comentá la nota