El Congreso y los jueces en el juego político

Por Adrián Ventura

No es la Justicia, sino el Congreso, el poder que procura encontrar algún camino que transite entre la derrota política del Gobierno, su cerrazón para negociar con la oposición y la necesidad de la oposición de rearmar su espacio. En ese contexto, los jueces desempeñan, por ahora, un papel tímido. Pero aparecen algunos matices.

Luego del resultado electoral de junio último, algunos ingenuos imaginaron que los magistrados penales saldrían a comerse crudos a los funcionarios kirchneristas acusados de corrupción. Pero la temporada de caza no comenzará hasta que aquéllos abandonen definitivamente el Gobierno. Así lo constataron esta semana el ex presidente Fernando de la Rúa y la ex secretaria de Medio Ambiente María Julia Alsogaray, que no son víctimas, pero sólo ahora fueron procesados por diversos delitos. Nadie muere en la víspera ni, mucho menos, es valiente antes de tiempo.

En cambio, sí aparecen algunos frenos al poder en otras materias. Hace unas semanas se supo que la Corte estudia un expediente por la delegación que el Congreso hizo en el Poder Ejecutivo para fijar retenciones. Este debate también se presenta en la Cámara de Diputados, donde se discute si le conviene reasumir todas las atribuciones que delegó en el Ejecutivo o si, por el contrario, le conviene prorrogar la delegación por un plazo. Pero, cualquiera sea la vía elegida por el Congreso para reasumir el poder que le prestó al Gobierno, su decisión no podrá afectar los derechos adquiridos por empresas y particulares al amparo de aquella delegación. Lo dice la Constitución.

* * *

Del mismo modo otros jueces asumen una actitud proactiva: para frenar el desmesurado incremento que llegó en las facturas del gas como consecuencia del decreto 2067 que, en 2008, dictó el Poder Ejecutivo estableciendo un cargo específico ?algo que sólo pudo hacerse por ley?, la Defensoría del Pueblo, primero, y muchos particulares, después, promovieron demandas y ocho jueces se animaron a dictar medidas cautelares. Ellos reviven el reflejo que tuvieron frente a las retenciones móviles.

La pregunta que se hacen varios senadores oficialistas es si algún tribunal ?está pendiente el fallo de la Cámara Contencioso Administrativo Federal? evitará que ellos, en el trance de respaldar al gobierno aprobando el cargo del gas, deban inmolarse frente al pueblo. Pero, ¿no es acaso la tarea propia del Congreso limitar al Poder Ejecutivo?

Comentá la nota