El Congreso de la UCR debatió propuestas de cara al 2011

Con más de 180 congresales presentes, lo que dio quórum para iniciar la sesión, el radicalismo debatió hoy la situación política del partido y emitió un documento con propuestas.
El Congreso radical se reunió esta mañana para analizar el resultado de las elecciones de junio, donde el centenario partido volvió al triunfo, y a su vez para debatir las acciones a futuro. Las intervenciones de los congresales reclamaron reafirmar el rol opositor y la construcción para ser alternativa en 2011.

Con más de 180 congresales presentes, lo que dio quórum para iniciar la sesión, el radicalismo debatió hoy la situación política del partido y emitió un documento con propuestas.

El Congreso, presidido por su titular Luis Kirpach, hizo hincapié el en resultado electoral del pasado 28 de junio y se centró en la necesidad de elaborar su proyecto político para 2011.

El Congreso se inició a las 11:45 y tras el turno de los homenajes el titular de la UCR, Carlos Cecco brindó un informe de gestión. Posteriormente se dio lectura a un documento base, con análisis y propuestas, que fue puesto a consideración de los congresales para el debate.

Hubo encendidos discursos tenientes a resaltar el rol de debe asumir el centenario partido como oposición y alternativa de gobierno. Como así también se planteó, que a partir de este Congreso comience a afianzar un proceso de profundización de la discusión acerca de los temas esenciales que necesita la provincia a partir de 2011.

Varios de los presentes compartieron la necesidad de profundizar el debate "de puertas para adentro" y en un mismo proceso "de puertas para afuera". Y en este último aspecto se retomó la necesidad de buscar coincidencias con otros sectores políticos.

El tramo final de las exposiciones fue para reafirmar estos puntos. Entre otros, hicieron uso de la palabra el senador nacional Arturo Vera; el dirigente de Gualeguay Hugo Lesca; el veterano referente partidario Luis Agustín Brasesco; el actual diputado provincial José Antonio Artusi; el intendente de Maciá y presidente del Foro de Intendentes, Ricardo Troncoso; los diputados nacionales Sergio Varisco y Gustavo Cusinato; el electo legislador nacional Atilio Benedetti y el presidente del Comité Capital Fabián Rogel. El cierre correspondió al presidente del Congreso, Luis Kirpach.

Los lineamientos generales de esta estrategia, y también las trazas centrales para la actual coyuntura, quedaron resumidas en un documento denominado: "Unión Cívica radical transitando el camino de ser oposición y alternativa".

El Congreso se desarrolló en el Salón "Carlos Perette", ubicado en el subsuelo de la sede partidaria provincial. Sobre el mediodía, los congresales matizaron los discursos de los ponentes con gaseosas y choripanes preparados en la churrasquera partidaria. El cierre se realizó tras la aprobación del documento unos minutos antes de las tres de la tarde

El presidente del Congreso radical Luis Kirpach, indicó en declaraciones a APF que el órgano partidario resolvió dar un espaldarazo al diálogo con las autoridades provinciales y aseguró que las conversaciones con el Gobierno van "por buen camino".

El diálogo con el Gobierno provincial "va a continuar. El Congreso ha ratificado la postura de estar en el diálogo, advirtiendo los planteos que se tienen que llevar con firmeza, que es lo que viene haciendo el Comité provincial", expresó el dirigente al término del encuentro.

"Creo que va por buen camino", resaltó. Luego, remarcó que la opinión del máximo órgano partidario "no era vinculante" sobre esta cuestión, pero subrayó que era "importante" contar "con la voz de los congresales del interior de la provincia, que avalan lo que está haciendo el Comité.

A párrafo seguido, evaluó como "muy positivo" al encuentro realizado esta mañana y resaltó que se debatió "un documento importante, donde previo a la aprobación se ha discutido y se ha hecho un análisis profundo de cómo está posicionada la Unión Cívica Radical después del triunfo del 28 de junio y cuál es la actitud que tenemos que tener".

"Este Congreso ha dado mandato para movilizar el partido y a trabajar sobre un proyecto serio, que es lo que todos pensamos en vista al 2011", aseveró.

El documento

Unión Cívica Radical transitando el camino de ser oposición y alternativa

Han pasado 60 días de las elecciones legislativas.

El pueblo entrerriano habló en les urnas y su decisión fue confiar la responsabilidad para ejercer la oposición y disputar el gobierno en el 2011.

No creemos en el análisis simple que este resultado constituya la recuperación definitiva del radicalismo, pero si decimos que este triunfo es un buen comienzo para nuestro partido.

El Gobierno nacional, no ha asimilado la derrota, más bien insiste en su accionar castigando la producción y aprovechando la circunstancial mayoría parlamentaria para profundizar sus erróneas políticas de exclusión social y atropellos institucionales, provocando el conflicto permanente en la sociedad, por lo cual seguiremos apoyando los reclamos que se produzcan y consideren justos.

El vaciamiento ideológico de la mayoría de los partidos políticos, un pragmatismo a ultranza y la desmovilización popular, son las notas sobresalientes que describen la crisis de la representación pública.

El Radicalismo de Entre Ríos ha intentado, con aciertos y errores, sobrevolar las tentaciones arriba descriptas, en una tarea de resistencia frente a la mala política. Un partido en funcionamiento, una interna sin agravios y todos unidos al día siguiente. Así mismo, supimos interpretar la voluntad de los entrerrianos y organizar nuestra fuerza política para dar respuesta a la apertura que nos pedía la gente, fue así como el congreso aprobó la integración de nuestras listas con otros sectores políticos, sociales y de la producción, han sido las notas características que permitieron que mediante esta resistencia, el 28 de junio el pueblo entrerriano nos tomara como una opción.

Sin lugar a dudas, la motivación fundamental estuvo dada por el descontento y rechazo para con el gobierno Nacional y Provincial.

Una acción de gobierno mediocre y con una gran inacción en áreas sensibles como son la educación pública, el quiebre del sistema de salud, la falta de políticas sociales integrales que actúen de manera inmediata frente a la pobreza y exclusión denunciada, hasta por la iglesia, o sectores muy comprometidas como son la niñez y de la adolescencia azotadas por el flagelo de la droga y un abandono de las políticas de incentivo a la producción por parte del gobierno de (Sergio) Urribarri, sumado a esto la actitud zigzagueante y el triple discurso político de (Jorge) Busti y sus candidatos y la adhesión de la provincia al modelo nacional que nos colocó en una actitud vergonzante respecto del federalismo, de la defensa de nuestros intereses y de nuestra historia.

La convocatoria del gobierno y el diálogo político.

El triunfo electoral ha permitido a la UCR trabajar sobre la agenda pública con hechos concretos. En ese espíritu se ha concurrido a dialogar en el entendimiento que no hay lugar para confrontaciones estériles. Lo hacemos desde la fortaleza de nuestros principios, nuestras convicciones son y serán siempre ofrecer nuestras posturas sin especulación, las necesidades de tanta gente no pueden ser manoseadas ni manejadas en raros principios fundamentalistas. Hay que tender la mano, la provincia y sus habitantes están por encima de cualquier divisa.

Fácil sería especular escudándonos en alguna dialéctica retorcida y no asumir acabada mente el rol de oposición y se es opositor aportando ideas y proyectos de cara al pueblo. La mejor oposición posible en una democracia seria, justamente condicionar la agenda pública a favor del bienestar general.

El gobierno tendrá que dar respuestas con acciones concretas. Si continua sordo e ignorando la realidad sobrevendrán conflictos y difíciles tiempos.

Mientras esto sucede gran parte de la sociedad y también dentro del partido se reclaman claras posturas para ir constituyéndonos en clara opción de poder. Constituirse en alternativa es una consecuencia natural para un partido de oposición serio, evitando caer en personalismos que, está demostrado, debilitan el accionar del conjunto.

El Honorable Congreso de la UCR de Entre Ríos propone:

• Acciones coordinadas entre todos los estamentos partidarios, promoviendo el desarrollo de debates en todos los pueblos de la provincia.

• Convocar a todos los sectores de la sociedad para profundizar estrategias comunes.

• Coordinar visitas permanentes de los legisladores nacionales y provinciales a todas las localidades entrerrianas, buscando fortalecer el debate y la

Militancia.

• Reforzar la presencia del partido en la calle, estando día a día y codo a codo con los entrerrianos.

La construcción de un programa político en forma permanente, que interprete la voluntad del pueblo, organice su fuerza y conduzca las ideas del conjunto hacia el gobierno de todos, la fortaleza de la unidad y las reglas de juego claras en el desarrollo interno de nuestro partido, serán las mejores armas para ir, democráticamente, a la búsqueda del poder para realizar las transformaciones necesarias.

La sociedad ha comenzado a distinguir entre personajes que se erigen con mesiánicos mensajes salvadores y un programa político colectivo como el que va diseñando la Unión Cívica Radical. El accionar coordinado, con verdadera vocación de servicio de todos los radicales posibilitará la concreción de un movimiento político y social que podrá cambiar el rumbo de la provincia hacia el mejor destino para todos, porque en Entre Ríos el justicialismo ya agotó todo su crédito con los ciudadanos.

Comentá la nota