El Congreso analizará el DNU

El miércoles habrá dictamen sobre el decreto que desplazó a Redrado.
De no mediar sorpresas, desde el miércoles próximo el decreto que desplazó a Martín Redrado de la presidencia del Banco Central estará listo para ser aprobado o rechazado por ambas cámaras legislativas.

Oficialistas y opositores ya se pusieron de acuerdo para que ese día por la tarde se reúna la Comisión Bicameral de Trámite Parlamentario, que analiza los decretos de necesidad y urgencia (DNU), y se pronuncie sobre el DNU 18/10, que removió a Redrado.

Ese es el paso previo y condición sine qua non para que el DNU sea girado a las dos cámaras y así se pueda votar en el recinto su ratificación o rechazo.

La reunión fue confirmada ayer a LA NACION por los dos secretarios de la comisión bicameral: la diputada Diana Conti (FPV-Buenos Aires) y el senador Luis Naidenoff (UCR-Formosa), elegidos como autoridades provisorias después del empate (8 oficialistas contra 8 opositores) que no permitió designar un presidente definitivo.

La misma paridad ya se vislumbra para el miércoles, cuando la comisión deba dictaminar si aprueba el DNU o lo rechaza, pero a nadie le importa: aunque el kirchnerismo apruebe su propio dictamen y la oposición el suyo, los dos serán girados a ambas cámaras, que entonces estarán en condiciones de votarlos.

El apuro les sirve a todos. Al kirchnerismo para intentar acallar las críticas de que pasa por alto al Congreso, y a la oposición, para avanzar en su estrategia frenética de conseguir que las dos cámaras sesionen este mismo mes para rechazar el DNU que desplazó a Redrado y el DNU previo, que había ordenado el pago de deuda con reservas, y que desde el 30 de diciembre está listo para ser votado en ambas cámaras.

"Aunque la Constitución nos da 10 días hábiles para reunirnos a tratar los DNU, nos parecía mostrar cuanto antes que el proceso legislativo que desencadena cada DNU está en pleno trámite, ya que la jueza Sarmiento [María José] actúa como si no hubiera control parlamentario alguno", dijo a LA NACION la diputada Conti.

Así se sumó a las críticas oficiales contra la jueza federal que revocó los dos decretos en cuestión. Pero la oposición buscará mucho más que un simple dictamen sobre el DNU de la polémica. Pretende que el Congreso vuelva a reunirse, en pleno enero, y lo trate. "Más allá de la reunión de la bicameral, no hay excusas para que el Congreso no sesione y resuelva la crisis", dijo el senador Naidenoff.

Comentá la nota