El Congreso abre la puerta a una nueva reelección de Uribe

Aprobaron un proyecto de ley, luego de juntar más de 4 millones de firmas.
Tras meses de negar su deseo de obtener una segunda reelección, el presidente colombiano Alvaro Uribe desnudó ayer ese propósito al convocar al Congreso de su país a sesiones extraordinarias para que aprobaran un proyecto de ley, de iniciativa popular, que le permitía ser reelegido por un tercer mandato.

De momento, podría hacerlo a partir del año 2014 por la manera como quedó redactado el texto del proyecto que fue estudiado por el Congreso tras el referendo por el cual se reunieron más de 4 millones de firmas y que, a la postre, resultó cuestionado por la manera como se financió. Pero el propósito de Uribe es apoyarse en su bancada oficialista, que constituye la mayoría del legislativo, para continuar desde el 2010, cuando concluya su actual mandato.

La sesión legislativa que aprobó el referendo se cumplió poco antes de la madrugada de ayer, luego de que el gobierno convocara a sesiones extraordinarias a la Cámara de Representantes, lo que generó el rechazo de la oposición que alegó que el procedimiento fue irregular. El ministro del Interior, Fabio Valencia restó importancia a las críticas y admitió que el gobierno sí está interesado en modificar el texto para que Uribe pueda obtener un tercer período presidencial en el año 2010. "La pregunta (del referendo) puede ser modificada, pero eso depende es de la voluntad del Congreso no del Gobierno. Podría quedar la reelección inmediata si el Congreso así lo decide", aseguró Valencia tras admitir que al actual mandatario "le gusta el referendo" que le permite una segunda reelección, hasta ahora prohibida por la Constitución. "Entonces yo digo que al gobierno le gusta. Es que el gobierno es el Presidente y el Ministro", concluyó.

Uribe llegó al poder en 2002 con una política de mano fuerte contra las guerrillas izquierdistas, discurso con el que obtuvo una amplia votación. Luego, la bancada oficialista modificó la Constitución que prohibía la reelección y en 2006 obtuvo un segundo período presidencial. Después de seis años en el poder, Uribe cuenta con una popularidad superior al 75%, pese a los constantes escándalos que rodean a su entorno con escuadrones paramilitares de ultraderecha y que han llevado a la Corte Suprema a investigar a unos 92 políticos, la mayoría pertenecientes a la coalición oficialista. Dichas investigaciones han llevado a la cárcel a más de una treintena de congresistas.

Comentá la nota