Congresales del PJ se reunirían para expresarse contra el convenio con los chinos

Parte de los miembros del Congreso Provincial de Justicialismo se estarían reuniendo este fin de semana en Río Grande para tomar postura y pronunciarse en contra del convenio por la venta de gas de regalías que impulsa la gobernadora Fabiana Ríos con la empresa de capitales chinos.

Distintos miembros del Congreso Provincial de Justicialismo comenzaron ayer a efectuar una autoconvocatoria para reunirse este sábado en Río Grande y de esta manera tomar postura y pronunciarse en contra del convenio por la venta de gas de regalías que impulsa la gobernadora Fabiana Ríos con la empresa Tierra del Fuego Energía y Química SA de capitales chinos.

Hasta el momento la iniciativa de los congresistas no contaría con el apoyo de la cúpula del órgano partidario que conduce Eduardo Barrientos, quien estaría intentando desactivar el encuentro al ver que la iniciativa va en contra del voto positivo que efectuó el legislador Adrián "Milin" Fernández –su jefe político– a la sanción de la ley 774, que en diciembre del año pasado avaló el contrato de venta de gas de regalías hasta el 2035 sin que mediara un proceso licitatorio y violando el artículo 74 la Constitución fueguina.

De igual manera, parte de un sector que lidera el ex gobernador Carlos Manfredotti y actual presidente del Consejo Provincial del PJ, no comulga con que se efectúe un pronunciamiento sobre el tema, y durante el día de ayer calentaron las líneas telefónicas en su intento por frenar la iniciativa que ya contaría con el aval de unos 20 congresales, quienes más allá de no encontrar eco en las autoridades partidarias, ven como un hecho de alta necesidad pública, tomar postura respecto al convenio con TDFEyQ SA.

La semana pasada, convocados por Esteban "Chiquito" Martínez, vicepresidente del Consejo partidario, el PJ se expidió a través de un duro documento contra la forma que el gobierno arista lleva adelante el proyecto de venta de gas de regalías para abastecer una planta de metanol que los chinos proyectan montar a unos 15 kilómetros al norte de Río Grande, con el gas que el gobierno de Fabiana Ríos les prometió a un valor de 1,8 dólares el millón de BTU.

Durante el encuentro llevado a cabo el jueves pasado en Río Grande, un grupo de congresales habían anticipado autoconvocarse ante el silencio recurrente de las autoridades partidarias y legisladores del Frente para la Victoria, al considerar que "por intereses personales se están llevando puesto al peronismo, mientras hacen colas para sacarse fotos en Buenos Aires con el Jefe de Gabinete Nacional, Aníbal Fernández, para anticipar un posicionamiento de sus candidaturas en el 2011".

"Ahora se hacen los sordos y miran para otro lado, mientras la sociedad está reclamando que no se siga adelante con este convenio que hipoteca el futuro de todos los fueguinos. No sé qué provincia querrán gobernar el 2011 y cómo lo harán, porque lo que hoy están avalando compromete al gobierno que viene", manifestaron los congresales, quienes reclamaban que en el documento se incluyera un pedido expreso "que obligue a los legisladores de no seguir adelante con el proyecto".

Comentá la nota