Los congresales del PJ se reunirán el lunes.

El encuentro será a partir de las 11.00 en la Casa de Todos.
La mesa del Consejo Provincial del Partido Justicialista convocó para el lunes a una reunión en la que se evaluará el panorama electoral.

El encuentro que reunirá a los referentes del oficialismo de toda la Provincia analizarán la situación generada por el adelanto de las elecciones legislativas y los mecanismos que seguirá para seleccionar los candidatos que ofrecerá en la contienda.

El principal escollo del partido, como el de todo el arco político es el poco tiempo fijado por el cronograma para la oficialización de alianzas, primero y candidaturas, después, aunque varios dirigentes de peso ya estuvieron conversado el tema con el Gobernador la semana pasada.

En el primer aspecto los peronistas riojanos parecen tener resuelto que una vez más su partido se sumará en un frente electoral con otras fuerzas, pero aun no está definidos ni los socios ni tampoco el nombre que tomará el frente.

En este sentido la experiencia del peronismo riojano es basta, ya que en las últimas dos elecciones se vio confundido en el Frente para la Victoria.

Un tanto más complicada será la nominación de candidaturas para los cargos nacionales, aunque al parecer no le costará tanto al gobernador Luis Beder Herrera arrancarle un compromiso a los dirigencia para que acompañe la nominación de Griselda Herrera.

El tema es que falta el segundo nombre para integrar la lista y no hay nadie dispuesto a acompañar a la chileciteña desde abajo, frente a una eventual candidatura de Jorge Yoma que decidió competir por otro frente ante el portazo que recibió de sus ex compañeros de partido que repudiaron públicamente sus pretensiones de encabezar la lista oficial.

Departamentos

Un tema que debe resolver el PJ provincial es también como se definirán las candidaturas a diputados provinciales en los 11 departamento donde se renuevan bancas y también el proceso que seguirán los que aspiran a ocupar las 59 concejalías que se disputarán este año.

Aquí el panorama parece más claro por la posibilidad que se abre con los partidos departamentales y vecinales. Aunque las dos dificultades del sistema son la avalancha de candidatos y la pérdida de espacio oficial si es que los aliados oficialistas no hacen bien los trámites preelectorales.

Comentá la nota