Congelan cambios tributarios en el municipio.

La convocatoria de la Cámara de Comercio en contención de otras entidades empresarias sectoriales de la industria y los servicios, para analizar con los concejales de Resistencia los términos de la nueva Ordenanza General Impositiva y Tributaria, logró sumar a los máximos referentes de los tres bloques políticos del Concejo Municipal y definir un espacio de consulta y coordinación permanente entre el empresariado local y el Departamento Legislativo de la Municipalidad de Resistencia.
En la reunión celebrada el jueves, los presidentes de los bloques legislativos concurrieron acompañados de sus equipos de asesores y analizaron la iniciativa del Ejecutivo para modificar el mecanismo de cobro de impuestos como el de la Cartelería y de tasas como la de estacionamiento medido.

Los ediles también recibieron la preocupación y firme advertencia del comercio capitalino, sobre las versiones de una posible modificación de la ordenanza local que regula la radicación de grandes centros comerciales.

“Se conformó una mesa de contacto permanente entre los tres bloques para seguir tratando temas inherentes al comercio, la industria y los servicios que genera Resistencia y buscar una legislación saludable para la actividad económica de la ciudad”, refirió el presidente de la entidad anfitriona, Roberto Lugo.

La reunión congregó a representantes de la Cámara de la Industria del Letrero, de la Cámara Hoteles, de la Asociación de Gastronomía y de la Cámara de Supermercados y Autoservicios, y la Asociación de libreros.

Los Presidentes de los tres bloques de concejales y sus colaboradores tomaron nota de todos los planteos del sector privado que se hizo presente y que merecieron planteos a veces acalorados desde los sectores que acreditan una fuerte carga impositiva municipal.

Carteles congelados

La reunión abordó centralmente la concesión municipal de la gestión de cobro del impuesto a la cartelería publicitaria entre contribuyentes radicados fuera del ejido de Resistencia.

“Los comercios estamos de acuerdo en que se cobre el impuesto a la publicidad de marcas, pero se expusieron claramente contratos de franquicias, de concesionarios, y de carteles en comodato, en los que los impuestos municipales está a cargo de la contraparte local” resumió Lugo.

“Las empresas nacionales van a pagar el impuesto, pero lo van a debitar automáticamente”, agregó, recordando la vigencia además de la responsabilidad solidaria de las empresas locales, en la misma normativa tributaria local.

Los argumentos contra las modificaciones de la OGIT lograron en la misma reunión el compromiso de la presidente del bloque justicialista, Elida Cuesta de que el justicialismo no va a votar el proyecto así como está, por lo que seguirá vigente la OGIT actualmente vigente, prorrogada del año pasado. “Habrá que trabajar en la formulación de los proyectos, en la que el comercio pidió estar presente”, comentó el presidente de la Cámara de Comercio.

“Creemos haber constituido ayer un nuevo espacio de articulación entre el sector público y el privado, para definir leyes productivas y trabajos conjuntos. Fue toda una muestra de democracia ver los empresarios sentados frente a los concejales de todos los bloques” valoró Lugo.

Comentá la nota