La confusión reinó en la asamblea de los trabajadores viales

Para la conducción del gremio no se realizó la asamblea por falta de quorum, mientras que los opositores festajaron la destitución de Palavecino.
La confusión fue el corolario de la asamblea de empleados nucleados en el Sindicato Provincial de Vialidad (SPV), ya que, mientras que desde el sector adepto a la conducción de Manuel Palavecino, cuyo mandato estaba a consideración de los afiliados, no se pudo realizar pues no se consiguió el quorum necesario para la realización del encuentro. Por su parte, desde la oposición, aseguran que el encuentro se realizó, rebocándose el mandato de los actuales integrantes de la comisión directiva gremial.

Lo cierto es que serán las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación quienes deberán determinar cual sector tiene razón, para lo cual se deberán presentar todos los instrumentos legales labrados, por ambas partes, por sendos escribanos públicos.

Desde horas tempranas en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), lugar elegido para el desarrollo de la asamblea, se vivieron momentos de cabildeos, con una fuerte presencia policial, que en las inmediaciones del local controlaba el ingreso de los asambleistas al local.

A la hora prevista para el inicio del debate, Palavecino informaba que no existía el quorum necesario para comenzar con la asamblea, hechando mano a lo establecido por los estatutos de la organización gremial que establece prorrogar las deliberaciones una hora más de la establecida en caso de no contar con el número suficiente de afiliados.

Luego de la hora de espera, desde la conducción gremial, a pesar de la insistencia de los asistentes de contar con el número necesarios de asambleistas, se decidió levantar reunión por falta de quorum, a lo que, desde el sector opositor, se decidió continuar con las deliberaciones.

Palavecino y sus seguidores se retiraron del salón, mientras que, desde el otro sector, manejando el encuentro resolvía la revocación del mandato del secretario general y designaba una triunvirato para normalizar el gremio.

Comentá la nota