La confusión entre Alberto y Aníbal Fernández, una estrategia que usará Macri para combatir al favorito

La confusión entre Alberto y Aníbal Fernández, una estrategia que usará Macri para combatir al favorito

Según Rodrigo Martínez, director de Isonomía, "el hipotético presidente del país tiene un 25% de desconocimiento a nivel nacional"

Tal como reflejaron los estudios de Isonomía, "el hipotético presidente del país tiene un 25% de desconocimiento a nivel nacional". Rodrigo Martínez, director de esta compañía de opinión pública, estuvo en Odisea Argentina y explicó que hoy la fórmula Fernández-Fernández sería la ganadora pero "todavía hay una fenomenal confusión entre Alberto Fernández y Aníbal Fernández en el electorado".

Para él, este desconocimiento es una estrategia que utilizará el oficialismo a su favor. "La idea de igualarlo, en todo sentido, a Aníbal, y lo que representó en términos del imaginario en 2015, y a la figura de Cristina va a ser uno de los principales elementos de la campaña presidencial de Cambiemos", consideró. Y agregó: "Es interesante preguntarse si el kirchnerismo va a hacer un esfuerzo para que esta diferencia se nota".

Según consideró, hoy Alberto Fernández no tiene tanto peso en la fórmula, sino que la mayoría de los electores que se inclinarán por esta dupla lo hacen por Cristina Kirchner. "Es llamativo que no haya tenido ningún tipo de repercusión en términos de opinión pública que el vicepresidente designe a su presidente. Eso no se evalúa como un signo de debilidad".

Ads by scrollerads.com

Para Martínez, las fórmulas denotan apertura, pero con el cierre de listas dio la impresión de que esa apertura no fue del todo genuina. Entonces se preguntó si las decisiones de Cristina de bajarse y la de incluir a Miguel Pichetto en el espacio oficialista fueron un mensaje para la política o para el lectorado. "La elección de las fórmulas fue pensando en el 2019 y, la de las listas, pensando en el 2020", concluyó en este aspecto.

▶Entrevista Rodrigo Martinez, director de Isonomía21:58

"La política, en solo 15 o 20 días, dio una prueba bastante grande de pragmatismo", sostuvo en diálogo con LN+ . Y agregó: "Esto no solamente revalida las condiciones de Cristina en términos de armadora política que en general siempre es bastante menospreciada, pero también es una señal de la fortaleza bastante importante del Presidente".

Tal como contó, en las encuestas se mostró "una efervescencia" muy llamativa entre el electorado macrista por la elección de Pichetto. "Esto a priori podría sonar contradictorio con lo que uno se podría haber imaginado, pero indudablemente uno notó que se aceleró el proceso de polarización". Además, dijo que "no es descabellado" imaginar un escenario de hiperpolarización donde Cristina o Macri ganen en primera vuelta.

Según dijo el director de Isonomía, este contexto perjudica la candidatura de Roberto Lavagna -a quien definió como "el candidato antigrieta"- y del resto de las ofertas electorales . "Si antes de las candidaturas, tenías alrededor de un 70 o 75% del electorado que se volcaba a estas dos candidaturas [el macrismo y el kirchnerismo], hoy ese porcentaje ya está oscilando el 80% o inclusive un poco más".

Así, detalló que las fórmulas de Juntos por el Cambio y del Frente Todos pelean por un 35 o 40% de votos, mientas que el voto a Lavagna es "más testimonial" porque quienes se inclinan por esta opción saben que no ganará. Sumado a esto, consideró que se reconfiguró el perfil de los candidatos y, por ejemplo, si antes 7 de cada 10 votantes deSergio Massa preferían a Macri y solo 3 a Cristina, hoy esos números se invirtieron.

Sobre Massa analizó: "Tuvo un impresionante incremento de su imagen pública y empezó a mejorar su imagen dentro del electorado kirchnerista, cuando tomó la efectiva decisión de pasarse empezó a derrumbarse dentro del electorado con un filo más independiente y en el de Cambiemos". Así, Martínez explicó que Massa solo aporta un 2 o un 3% de votantes que no hubieran votado a Cristina.

Al comparar el panorama actual con el que había en marzo-abril, reflexionó que "Macri tuvo una mejora sustancial y Cristina se mantiene relativamente estable con alguna tendencia a la baja, pero con una ruptura de la tendencia ascendente". "Esta es, sin dudas, la mejor Cristina en términos de opinión pública", resaltó.

▶Entrevista Rodrigo Martinez, director de Isonomía01:15

Para Martínez un interrogante es qué hará "el electorado antipolítica" o, como él los llama, "los veganos", es decir "los que no quieren elegir entre un tipo de carne y otra". Y entonces dijo que cree que se puede dar una elección muy atípica en cuanto a los niveles de participación.

Este sector oscila el 11% del electorado y en general son personas que votaron masivamente a Macri en 2015. Tal como evaluó, rechazan ambas candidaturas y están muy decepcionados con el sistema político, pero podrían votar al Presidente si este les diera certezas. "Este electorado sigue enojado con Cristina", señaló, y consideró que el concepto de "defensores del cambio" podría llevarlos de vuelta al voto oficialista.

La elección en la provincia de Buenos Aires

Para Martínez, María Eugenia Vidal está hoy por encima de Axel Kicillof en una elección mano a mano pero esta diferencia se achica y la elección se vuelve más reñida al mezclarse con los candidatos nacionales. "Es una elección abierta", dijo, aunque remarcó: "Vidal es muchísimo mejor candidata que en 2015, no solamente porque mide más en intención de voto sino que también porque es una candidata con atributos".

Aborto y ley de cuotas

Tal como explicó el representante de Isonomía, la discusión por el aborto tiene más impacto en el círculo rojo de la política que en el electorado. Y añadió: "Sirve más como justificación para lo que ya tengo elegido que para redefinir mi posición".

En línea con esto, destacó el impacto de la ley de cuotas: "A parte de la reconfiguración de mayor cantidad de legisladores verdes en lugares centrales de las listas, hay mayor cantidad de mujeres, con posición proaborto, en lugares centrales de las listas".

Coment� la nota