Confusas versiones sobre los expedientes perdidos

El titular de Tesorería General, Guillermo Schamun, aseguró que sólo se hallaron "órdenes de pago" que no tendrían "relevancia para la causa".
El escándalo por la pérdida de expedientes en Tesorería General, relacionado con la causa por las millonarias compras directas efectuadas por el área de Acción Social cuando estaba al mando del gremialista Víctor Brandán, crece a la par de las distintas versiones que hay sobre la suerte de la documentación.

Mientras el jueves circuló insistentemente en ámbitos oficiales que la mayor parte de los expedientes habían aparecido sorpresivamente en los archivos de Tesorería, el propio titular del organismo, Stuart Guillermo Schamun, dijo que se trataba de "uno o dos". Ayer, el funcionario directamente negó que se trataran de los expedientes extraviados, sino de "órdenes de pago sin valor para la Justicia".

Schamun había asegurado a EL ANCASTI el jueves, que "han aparecido expedientes, unos cuantitos (sic), pero no todos, sino uno o dos".

Además, explicó que los papeles habían sido remitidos a la fiscal Elizabeth Cabanillas, responsable de la investigación judicial por los 27 millones de pesos que gastó Acción Social en un lapso de apenas nueve meses, en 2003, haciendo un uso abusivo de un instrumento que elevaba el tope autorizado para las compras directas.

Cabanillas envió reiterados pedidos a Tesorería por la documentación cuya locación se desconoce, recibiendo negativas en cada oportunidad.

Otra postura

Sin embargo, un día después, Schamun dijo otra cosa. Aseguró que los papeles hallados no eran los expedientes perdidos de Brandán, sino "órdenes de pago" que fueron enviadas a Cabanillas.

"Los expedientes deberían estar en los archivos; ya van a aparecer", acotó Schamun, y recordó que las actuaciones que están en la documentación que no aparece "fue hecha antes que yo asumí en Tesorería".

Importancia

La Justicia precisa los expedientes extraviados para realizar una serie de pericias caligráficas. El trabajo apunta a determinar el supuesto daño patrimonial al Estado provincial, así como los funcionarios que intervinieron y los comerciantes que se beneficiaron con las compras directas.

Paralelamente, Fiscalía de Estado está investigando qué pasó con los expedientes, y analiza presentar al Estado provincial como actor civil en la causa, según confirmó el fiscal Simón Hernández.

LLAMATIVO

La fiscal de instrucción, Miriam López, investiga la aparición de papeles quemados, que serían oficiales, en el lugar en el que se habría originado el incendio que se extendió hacia El Rodeo. Ayer, mientras estaba en el acto por el aniversario de la Policía, la fiscal fue convocada de urgencia, porque los brigadistas que trabajaban para sofocar el fuego, encontraron una gran cantidad de papeles incinerados. Al revisarlos y catalogarlos como prueba del incendio intencional, se encontraron con que las hojas tenían sellos y rúbricas. Anoche, López estaba recabando información para tratar de determinar qué tipo de documentación era y de dónde provenía.

Comentá la nota