Confrontación y agresiones en el bingo de navidad

Los trabajadores del Instituto Provincial de Regulación de Apuestas (IPRA), en reclamo por el no cumplimiento de un aumento salarial acordado, ayer se manifestaron cortando las dos entradas a Canal 11 para impedir que se realizara el sorteo del Telebingo desde esa emisora. La transmisión televisiva se realizó, pero denunciaron agresiones por parte de un grupo de la Policía que se encontraba apostado en el lugar.
El sorteo del Telebingo Fueguino, denominado "El Gigante de Navidad", se realizó finalmente durante la noche ayer, pero en el contexto de un conflicto laboral que llegó a su máxima intensidad minutos antes de que iniciara el programa por Canal 11. Los trabajadores del Instituto Provincial de Regulación de Apuestas (IPRA), que manifestaban cortando la calle en las dos entradas a la emisora, denunciaron agresiones por parte de un grupo de oficiales de la Policía de Tierra del Fuego y, al terminar la transmisión, arrojaron huevos a los funcionarios del ente autárquico que tuvieron que salir escudados en una patrulla.

La situación empeoró en las últimas horas. El ente autónomo adelantó al personal que no se pagará el medio aguinaldo ni el salario de diciembre hasta tanto se levanten las medidas de reclamo, y ya se informó a la comunidad que están suspendidos todos los sorteos previstos para los próximos días, el más inmediato tenía fecha para el domingo 27 de diciembre.

Poco antes de las 22 de ayer, arribaron al lugar de las manifestaciones dos camionetas de la fuerza de seguridad. Desde uno de los móviles descendieron alrededor de 20 agentes que dispersaron "cuerpo a cuerpo" la protesta gremial, golpeando en el forcejeo a una joven empleada que luego fue atendida por enfermeros y trasladada en ambulancia al hospital debido a una lesión en el brazo derecho. La otra unidad policial ingresó al predio del Canal 11 una vez que se "abrió el paso" entre los manifestantes.

Las sospechas indicaban que en el interior del vehículo se transportaban el secretario de Juego Juan Romano y la secretaria de Administración Andrea Medina, quienes reemplazaron a los empleados en el show televisivo. Sin embargo, se pudo confirmar que en el segundo automóvil únicamente viajaba personal de la Policía.

Al finalizar "El Gigante de Navidad", que no fue retransmitido por el Canal 13 de Río Grande, los funcionarios del IPRA debieron ser protegidos por policías y se retiraron del edificio en una camioneta de la fuerza de seguridad, ya que los manifestantes les arrojaron huevos.

La historia de fondo

Más allá de los incidentes de violencia física, la discusión por el no cumplimiento de un aumento salarial acordado fue subiendo en el nivel de confrontación durante los últimos días. Las medidas de fuerza de los empleados comenzaron la semana pasada y los gremios sostienen que hubo una adhesión del 100% del personal; ayer se llegó a la movilización con cortes de calle en los ingresos a Canal 11: en la esquina de Patagonia y Gobernador Campos y sobre la calle Magallanes.

Si bien el incremento en los sueldos fue firmado por las autoridades del IPRA en un acta de noviembre de 2008, y aun habiéndose abonado las dos primeras cuotas de 50 pesos en los meses de junio y agosto de este año, faltando sólo la incorporación de otros 150 pesos, ahora los responsables del instituto argumentan estar a la espera de un dictamen de Legal y Técnica del Ejecutivo provincial respecto de la validez de la suba salarial. Todo esto deja entrever que la decisión de "frenar" la aplicación restante del aumento fue tomada por la Gobernadora Fabiana Ríos.

Posición gremial

Desde la Unión Personal Civil de la Nación y la Asociación de Trabajadores del Estado aseguran que las 100 personas que prestan servicios como planta permanente en el IPRA apoyan el pedido a la Gestión del ARI para que se cumpla con el acuerdo firmado el año pasado. No obstante, el delegado de UPCN Sergio Reyes subrayó su preocupación por los anuncios de que no se abonarán los sueldos.

"Nos han dicho que no van a pagar el aguinaldo, que lo tienen ahí listo para sacar, pero que mientras nosotros sigamos en medida de fuerza no van a hacer ese pago del aguinaldo y me imagino que si esto se traslada en el tiempo tampoco van a pagar los haberes", dijo el sindicalista. Y agregó que "extraoficialmente, nos enteramos que el presidente hizo una resolución en la cual deja sin efectos todos los juegos en la provincia, así que a partir del sábado no se va a levantar absolutamente ningún juego".

Según Reyes, la medida será perjudicial tanto para los empleados como para el instituto y los agencieros. Después de los feriados del 24 y 25 de diciembre, el sábado 26 se tendría que empezar a "levantar" la Quiniela, el Loto y todos los juegos de manera normal.

La razón desde la entidad

El secretario de Juegos Juan Romano confirmó que no se depositarán los dineros de sueldos y aguinaldo "hasta que no se levante la medida" de los trabajadores. "Éste es un ente autárquico y si ellos mismos no dejan pasar a los agencieros para que ellos traigan la recaudación de la Quiniela, el Quini 6, no entra el dinero. Al no acatar apuestas y no haber Bingo no entra dinero para pagar los sueldos y ellos no dicen esta parte", expresó el funcionario.

Asimismo, Romano destacó que la suspensión del próximo sorteo, previsto para el domingo. "No llegamos a repartir los cupones en los distintos locales, a raíz de estas personas que no los dejan trabajar", resaltó.

El secretario señaló que desde la presidencia del IPRA esperan que Legal y Técnica de Gobierno envíe al Ministerio de Trabajo un dictamen respecto del acta de aumento firmada en 2008. Sin embargo, dijo desconocer los plazos del área de la administración central: "Los tiempos administrativos de Gobierno no son los tiempos administrativos de una empresa".

Según las autoridades, sólo posteriormente a la evaluación técnica la gobernadora Fabiana Ríos podría ratificar lo actuado por el presidente en el acuerdo económico del año pasado.

Por otra parte, Juan Romano acusó a los representantes de los estatales de intimidar al personal para que no preste servicios y se adhiera al paro. "El gremio falta a la palabra porque están llamando para que no se deje pasar a la gente a trabajar, que no vayan. Ellos pueden estar diciendo muchas cosas pero no dicen que compañeros de ellos que quieren entrar a trabajar y no los dejan", imputó.

"Estuvimos reunidos en el Ministerio de Trabajo, donde le pedimos que acaten la conciliación obligatoria, no la acataron y se llegó a esto", expresó el funcionario acerca de la postura de los gremios.

Comentá la nota