Conformidad en el FGE por el acuerdo alcanzado con el gobierno

Tras 5 días de permanencia en la legislatura provincial y las inmediaciones de Casa de Gobierno, los dirigentes del Frente de Gremios Estatales se mostraron conformes por el arreglo alcanzado, consistente en 200 pesos a pagarse en dos partes con los próximos haberes, y la elevación de las asignaciones familiares de 140 a 180 pesos, por lo cual cesaron todas las medidas de fuerza.
Los primeros 100 pesos serán percibidos por los trabajadores en el mes de febrero ya que corresponden a las liquidaciones de enero, mientras que los restantes 100 pesos se harán efectivos en marzo, correspondientes a las liquidaciones del mes de febrero.

Así lo expresó Fernando Acosta – titular de ATE – al finalizar la reunión en el salón Marcos Paz de una legislatura provincial inundada de trabajadores estatales.

Acosta explicó que resolvieron aceptar la oferta a partir de que los 100 pesos de enero y febrero van a ser para todos, y además de llevar a 180 pesos la asignación familiar por hijo de los que comprenden el primer tramo, con haberes hasta 2300 pesos.

"El que hoy cobre 2200 pesos va a cobrar 180 pesos, aunque le aumenten 100 pesos más, por eso es que decimos que se hará extensiva la liquidación hasta los que cobren 2300 pesos" explicó el dirigente.

Por este motivo se levantó el acampe y toda medida de fuerza. "Ahora comenzaremos a trabajar para que se comiencen a cumplir las actas, porque el esfuerzo fue grande, con buena voluntad. Primero porque esperamos tantos días una respuesta, y segundo porque obviamos situaciones muy graves como ser los 850 compañeros que debían haber sido pasados a planta permanente en mayo de acuerdo a una resolución de ellos y no se cumplió, y los 100 pesos otorgados en septiembre no fue para todos, porque hubo mucha gente que no los recibió, temas puntuales que postergamos su discusión para llegar a un arreglo" afirmó, dejando en claro que en marzo "volvemos a discutir salarios".

El titular de ATE insistió en que "fue un sacrificio muy grande, ponderando antes que nada la convivencia pacífica en la provincia y no llegar a los cortes de puentes perjudicando al resto de la ciudadanía", aunque remarcó que "si no existía esta amenaza no se acercaba nadie a hablar con nosotros, nos iban a dejar tirados como hasta ahora en los últimos días".

Si bien todo el frente de dirigentes se mostró conforme con el acuerdo alcanzado, Acosta fue cauto al admitir que "ahora tienen que conseguir la plata, no se como harán. En este sentido indicó que "nosotros en el mes de septiembre propusimos una forma, haciendo una causa provincial, para que la provincia pueda ingresar más plata para los gastos corrientes. Eso cuestión consistía en pensar en los intereses de todos los jujeños y no en los intereses de algunas empresas jujeñas, ni en los políticos partidarios de los que gobiernan, o los que están en la oposición" aseguró.

Por este motivo aseguró que "vamos a intentar trabajar para juntar a la comunidad y que no tengamos que pasar mas la noche buena tirados en la legislatura, o tener que cortar los puentes perjudicando todos los demás. Para terminar con todo esto tenemos que ponernos a trabajar en una propuesta donde aportemos todos".

Aunque desconfió de los interlocutores. "Y si insisten en las mezquindades sectoriales de los que gobiernan y algunas grupos económicos, volveremos a estar en la calle, pero que quede en claro que no somos nosotros los incapaces de trabajar y proponer algo para la provincia" sostuvo Acosta.

Finalmente lamentó que "siempre faltan a esta cita son quienes gobiernan, porque no quieren compartir el espacio con nadie, y los que están en la oposición porque prefieren que perdamos todos para que ver perder al que está arriba. Esa es la desgracia que padecemos los habitantes de esta provincia" concluyó.

Comentá la nota