Conflicto en Villa Mazán

VILLA MAZAN (C) – La acefalía existente en la comisión de la unión vecinal de esta localidad derivó en una insólita situación, a tal punto que un ex empleado le inició un juicio laboral, cuyo acuerdo de pago fue cuestionado por otros miembros de la comisión.
Aunque tres miembros de la comisión no asisten a las reuniones, salvo la vicepresidenta que lo hace pero que presentó su renuncia, decidió abordar el problema generado por el juicio laboral iniciado por el ex empleado Nicolás Molina, quien reclamó 24 mil pesos en concepto de trabajos realizados los días sábado y domingo.

En un acuerdo con la Secretaría de Trabajo de la Provincia en la sede de Aimogasta, la presidenta Nora Brizuela aceptó abonárselos a razón de mil pesos por mes.

La decisión fue cuestionada por los dirigentes porque a otros empleados se les adeudan sumas mayores y porque con anterioridad ante la misma secretaría se había presentado un pedido de consideración por encontrarse la institución en crisis.

Además los jornales que reclama Molina corresponden a meses en que no estuvo la actual comisión a lo que se suma que el mismo Molina estuvo en ese tiempo a cargo de la institución por acefalía de la directiva anterior de modo que algunos dirigentes se preguntaron por qué no se pagó él mismo los salarios.

Dado el conflicto se le solicitó a la presidenta que convoque a una reunión de usuarios para hacer conocer lo acordado con Molina y que se encuentre una solución. En tanto la presidenta Brizuela reafirmó su responsabilidad en el acuerdo y en la necesidad de cumplirlo.

Precisamente para ayer se había invitado a otra reunión con los usuarios para continuar con el debate de esta situación.

Comentá la nota