CONFLICTO CON LOS TRABAJADORES ESTATALES Jorge pide “prudencia”, pero no hay propuestas concretas

Paritaria prohibida: mañana los estatales paran por 24 horas, sin asistencia a los lugares de trabajo. El gobernador se quejó porque -dice- hay “gente que confunde”. Trazó un sufriente panorama de las cuentas estatales y de la realidad provincial, como argumento para negar un incremento salarial. De las paritarias, ni habló.

El gobernador Oscar Mario Jorge insistió ayer en reclamarles “prudencia” a los trabajadores estatales y sus dirigentes gremiales, en medio del conflicto que reina en la administración pública a raíz de un planteo para que se aumenten los salarios. Aunque Jorge repitió la necesidad de que exista un “diálogo” no hizo ninguna propuesta concreta. Más aún: en declaraciones públicas, directamente esquivó referirse a los temas concretos que forman parte del planteo sindical.

Jorge habló con el periodismo ayer, luego de una entrega de vehículos a la Policía. “Hago un llamamiento a todos los sectores para que traten de ser prudentes en sus reclamos por más justos que sean”, dijo el gobernador. Mañana, jueves, habrá un paro de los estatales, sin asistencia a los lugares de trabajo.

Después aprovechó para dar un sufrido panorama de las cuentas provinciales: “tenemos que remitir $ 24.000.000 para las finanzas de los municipios por estos $ 600 de aumento que otorgamos recientemente, tenemos que abocar nuestras reservas a realizar obras para generar trabajo. Por ello creo que tenemos que ir a un diálogo consciente y fructífero para ver cómo podemos transitar esta crisis”.

“La Provincia -añadió- tiene que tener un equilibrio general de sus finanzas y de su economía y en todo lo relativo a hechos tan importantes como el Banco de La Pampa, la Caja de Jubilaciones, el Servicio Médico Previsional, los sueldos, la economía, a esto se une una crisis internacional que impacta en los precios y en la cuantía de las exportaciones. Todo esto trae como consecuencia las medidas que debe tomar el Gobierno y la presencia que debe tener el mismo para tratar de generar actividad hasta tanto se reactive la economía”.

“En ese sentido -apuntó el gobernador- creo que hay gente que confunde, y trata de decir que el Estado es ’malo’ porque no emite dinero y no es así. El Estado es un redistribuidor de fondos, es decir que recauda dinero de una parte de la sociedad a través de impuestos, para redistribuirlo a otra parte de la sociedad, por lo tanto la puja está por la distribución del mismo”.

“Los salarios del sector público tienen que ver con el sector privado. También el BLP tiene que tener recursos para prestarle al sector privado. Además el Estado tiene que tratar de incentivar, sobre todo en estos momentos en que estamos sufriendo la más grande sequía, por la cual hemos declarado en emergencia agropecuaria el 95% del territorio, esto significa no recaudar ciertos impuestos”, insistió.

Jorge añadió que desde el año ’83 hasta ahora “La Pampa tuvo una ventaja en materia económica, ya que siempre estuvieron los mismos ministros o subsecretarios de Hacienda, con lo cual se continuó la misma política económica, en este período la Provincia obtuvo reservas que permitieron enfrentar los altibajos”.

Argumentó luego que su objetivo es encaminar a La Pampa en lograr un desarrollo de la actividad secundaria: “Esto es muy difícil para realizar en nuestro territorio”.

Comentá la nota