Conflicto por una ONG que trabaja para fabricar cannabis medicinal

Conflicto por una ONG que trabaja para fabricar cannabis medicinal

Una organización no gubernamental de Misiones anunció que trabaja en un proyecto para fabricar cannabis con fines medicinales, tras un fallo judicial que ordenó a una empresa de medicina prepaga a suministrarlo a una paciente.

Una organización no gubernamental de Misiones anunció que trabaja en un proyecto para fabricar cannabis con fines medicinales, tras un fallo judicial que ordenó a una empresa de medicina prepaga a suministrarlo a una paciente, pero el gobierno provincial advirtió que si no se cambia la ley no puede autorizar su elaboración. La fundación Familias Usuarias de Cannabis Medicinal de Misiones (Fucami) celebró el fallo judicial.

En la disposición, se ordena a la obra social OSDE financiar el medicamento para un niño de dos años que padece epilepsia refractaria tras lo cual anunció que trabaja en un proyecto para su fabricación en la provincia. Sin embargo, el ministro de salud provincial, Walter Villalba, dijo que "ellos tienen que saber que el primer paso es lograr una nueva ley porque la que fue discutida y aprobada en el Congreso el año pasado no habla de producirla en la Argentina”.

El funcionario anticipó además que participa en la reglamentación de la ley nacional junto a ministros de otras provincias y consideró que "así como está planteada la ley veo muy difícil la posibilidad de instalar un laboratorio para aceite de cannabis en cualquier lugar de la Argentina". La presidenta de la fundación Roxanna Vier reclamó "una ley más completa" desde que se sancionó la normativa nacional para permitir "la venta bajo receta en farmacias”.

Por su parte, el asesor técnico de Fucami el farmacéutico Darío Fank aseguró que desde hace un año trabaja en un proyecto privado para la fabricación del aceite de cannabis en Misiones "no solo para satisfacer la demanda cada vez más creciente con fines terapéuticos sino para el aprovechamiento en forma industrial de las múltiples aplicaciones que tiene la planta". Respecto a la ley nacional, opinó que "así como la sancionaron no cambia nada las cosas”.

“Porque autoriza el consumo sin contemplar la realidad de que hay que importarla de otros países y a costos muy altos porque aún no existe producción en nuestro país ni en Latinoamérica", indicó. En ese sentido, aseguró que el proceso de fabricación "es muy sencillo" y advirtió que "de hecho hay familias en la Argentina que han investigado y ahora están produciendo el aceite en forma casera y con fines terapéuticos".

Coment� la nota