A un mes del conflicto, sin soluciones

Se cumplen hoy 30 días desde la ocupación del corralón municipal. Actualmente, la comuna funciona a medias y casi no se prestan servicios.

El conflicto no tiene un horizonte de solución y tampoco un diálogo que permita descompromir las dos ocupaciones que sufre el municipio.

Centenario > El conflicto municipal en esta localidad cumple hoy un mes y aún no existe un horizonte de soluciones y diálogo que permitan descomprimir una toma dentro del corralón y otra dentro del edificio de la dirección general de Inspección.

El sindicato municipal había solicitado un pedido de aumento salarial del 20 por ciento al básico y sugirió sacar los fondos de las horas extras liquidadas a otros trabajadores. Sin embargo, el Ejecutivo municipal rechazó el ofrecimiento sin contrapropuesta.

Sin acuerdo

Las negociaciones entre las partes estaban estancadas y ayer el edificio municipal amaneció cerrado al público -y con policías adentro- para evitar la usurpación del mismo. No obstante, había descontento entre los contribuyentes y proveedores.

Los servicios públicos comenzaban a resentirse y a estar ausentes en las calles -como los camiones regadores, la desobturación de cloacas y el mantenimiento de calles- ya que el municipio debió contratar a empresas privadas.

Idas y vueltas

A pesar de que el intendente Javier Bertoldi dijo que la mesa de diálogo está abierta si se levantan las medidas, no hay indicios ni de que se acabe la protesta, ni tampoco que haya una contrapropuesta económica para sanear el conflicto.

Desde el ejecutivo municipal afirmaron que en este contexto económico no es posible dar un aumento, ya que la comuna destina el 94,5 por ciento de las regalías en el pago de sueldos. Aseguran que un incremento significaría dejar a la comuna al borde de la asfixia.

El jefe comunal, Javier Bertoldi, decidió descontar los días no trabajados a unos 50 huelguistas, aunque en algunas liquidaciones se denunciaron «errores», es decir, empleados que estaban en el conflicto y cobraron, y viceversa.

Trascendió que algunos empleados perjudicados iban a hacer el reclamo en forma individual por las «malas liquidaciones» ya que había malestar en un sector que casi no percibió los haberes este mes.

Complicaciones

El conflicto municipal parece no tener tampoco una salida por fuera de las dos partes. Ningún mediador se acercó para unir a las partes en disidencia, por lo que todo indica que la huelga podría quedar instalada por tiempo indeterminado.

Hasta ahora, algunas dependencias municipales funcionarían en oficinas particulares, según trascendió, ya que los funcionarios temen la toma de palacio municipal.

Comentá la nota