El conflicto de la sanidad llegó a la OIT

Tal como había anticipado EL SIGLO, los autoconvocados de la salud denunciaron al Gobierno de Alperovich por violaciones a la libertad sindical ante la Organización Mundial del Trabajo.
Tal como había adelantado EL SIGLO en su edición de ayer, los autoconvocados de la salud de Tucumán y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) denunciaron al Gobierno de José Alperovich ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por violación a la libertad sindical.

El planteo fue presentado ayer al mediodía por los médicos tucumanos Jorge Ramacciotti y Adriana Bueno, junto al titular de la FESPROSA, Jorge Yabkowski, en las oficinas que la OIT posee en la Capital Federal.

Yabkowski explicó que "el objetivo es, en primer lugar, dar a conocer en los organismos internacionales que el gobierno de Tucumán está violando la libertad sindical de los trabajadores y con ello, está incumpliendo con pactos internacionales relacionados con los derechos de los trabajadores que la Argentina suscribió y tienen carácter constitucional". Consideró que "esta denuncia es importante, porque la OIT es la autoridad de aplicación en estos casos y esperamos que la resolución de la Comisión de Libertad Sindical impacte y revierta la actitud discriminatoria que adoptó el gobierno de Alperovich".

Consultado sobre esa demanda, el vicegobernador interino, a cargo del PE, Sergio Mansilla, reivindicó los descuentos de haberes que dispuso el Gobierno contra los médicos por los días de paro y quites de colaboración. "Nosotros mantenemos una metodología de que a la persona que no trabaje no se le pague; ellos (por los médicos) dicen que son descuentos no son legales, nosotros decimos que sí y la Justicia va a dirimir eso", disparó.

Mansilla también defendió la presentación judicial realizada por el Gobierno para que investigue a los huelguistas por presunto delito de abandono de persona. "Si hay una protesta en un área tan delicada como es la Salud, después más de dos meses de conflicto, se pueden dar casos de estas características (abandono de personas). Son situaciones no deseadas que esperamos que no ocurran y no sean peligrosas para la gente que está siendo perjudicada con esta situación", justificó. En alusión al plan de lucha que llevan adelante los galenos tucumanos en reclamo de una recomposición salarial y estabilidad laboral, el legislador oficialista apeló al discurso sobre la falta de recursos para atender la demanda.

"El gobierno no puede obrar incoherentemente de dar algo que no se puede cumplir, porque por fuera de lo que es la sanidad, tenemos que gobernar para casi 2 millones de tucumanos que no quieren retrasos en el pago de salarios", argumentó.

Buscan apoyo nacional

Además de concretar la presentación de la demanda contra el Ejecutivo provincial, la comisión de profesionales tucumanos, que también integra Estela Di Cola, se reunió ayer con dirigentes políticos y sociales para exponer sobre la crisis sanitaria que atraviesa la provincia como consecuencia del conflicto. Por la tarde, mantuvieron un encuentro con la diputada electa Margarita Stolbizer (GEN) y con representantes del bloque del PRO. En tanto, tienen previsto reunirse hoy con algunos parlamentarios de centro-izquierda, entre ellos, Eduardo Macaluse y Claudio Lozano.

Marcha en Aguilares

En el marco del paro por tiempo indefinido que llevan adelante, como consecuencia del cual no se atienden los consultorios externos ni se practican cirugías programadas, delegados de distintos hospitales de toda la provincia concretaron ayer una gran "marcha blanca" en la ciudad de Aguilares.

De la protesta, también participaron dirigentes de algunos partidos de izquierda y distintas organizaciones sindicales y sociales, entre ellas, la Corriente Clasista y Combativa. "Fue una movilización a la cual se adhirió todo el pueblo de Aguilares, que se manifestó pacíficamente, recorriendo las calles de la ciudad y concretando un acto en la plaza, frente a la Intendencia, para llevar adelante los reclamos de la sanidad", señaló Hugo Almirón, delegado del hospital de Aguilares.

Los autoconvocados confirmaron que mañana, a las 11.00, protagonizarán un paro sin asistencia a los hospitales y una nueva "marcha blanca" a la plaza Independencia.

En tanto, se espera que entre el jueves y el viernes se concrete una nueva reunión con el PE en el Arzobispado, en el marco de la mediación encarada por monseñor Luis Villalba.

Jornada pública de reflexión

Los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad, conjuntamente con profesionales de distintas carreras de ciencias de la salud de la Universidad Nacional de Tucumán, convocaron para hoy a una "Jornada Pública de Reflexión" sobre el conflicto salarial que enfrenta al sector con el Gobierno provincial. La audiencia, que tendrá lugar a partir de las 11.00, en el aula Manuel Belgrano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, contará con la participación de referentes de distintos sectores sociales, profesionales, sindicales y políticos de nuestra provincia.

Los organizadores del evento admitieron que la situación generada con el plan de lucha que lleva adelante el sector "trasciende la mera reivindicación salarial e impacta directamente en las condiciones de salud de los habitantes de Tucumán". En este sentido, opinaron que "el manejo del conflicto, tanto por su magnitud, por conformar una cuestión que ocupa desde hace semanas la agenda pública; como por su carácter creciente, en cuanto a cantidad de involucrados e intensidad en las manifestaciones, hace necesario, como corresponde, profundizar el diálogo y el consenso".

Incidentes con un taxista

Un momento tenso se vivió ayer al mediodía al frente de la Maternidad, cuando el personal de ese centro de salud, en su mayoría mujeres, cortaba el tránsito en avenida Mate de Luna y Miguel Lillo y un taxista intentó, literalmente, pasar por encima de los manifestantes.

El conductor del vehículo, un VW Gol, con licencia SUTRAPPA, aceleró su marcha para intentar superar la barrera humana y, como no lo consiguió, bajó del auto con un palo e intentó agredir a los profesionales que manifestaba. Ante la ausencia total de personal policial, debieron intervenir los médicos y enfermeros para evitar que el taxista lastime a sus compañeras de trabajo. Al verse superado en número, el automovilista subió nuevamente al vehículo y emprendió una veloz retirada. Los médicos informaron que, de ahora en adelante, mientras persista el conflicto salarial con el Gobierno, todos los días a las 12.00 realizarán asambleas cortando el tránsito en esa esquina. Además, anunciaron que el jueves realizarán allí una venta callejera de ropa usada, con la finalidad de recaudar dinero para un fondo solidario que será destinado a los trabajadores con sueldos más bajos.

Comentá la nota