CONFLICTO EN LA SALUD PÚBLICA: Nueva semana de paro en hospitales rionegrinos

No hubo novedades sobre la convocatoria de la ministra a una reunión.
La totalidad de los hospitales rionegrinos ratificó en asambleas la continuidad de la retención de servicios, que en la práctica no es otra cosa que la interrupción de la atención, salvo para los internados y los casos de urgencia.

Mientras, hasta anoche se esperaba la confirmación de la fecha de reunión con la ministra de Salud, Cristina Uría, aunque al cierre de esta edición no hubo novedades al respecto. En principio ese encuentro se realizaría hoy o mañana, aunque al no confirmarse la convocatoria, no existe certeza de cuándo se podría concretar.

Mientras, como si se estuviera apostando al desgaste del reclamo, la provincia por completo sigue sin atención hospitalaria.

Mientras tanto, los trabajadores del hospital "Rogelio Cortizo" de Jacobacci decidieron ayer adherirse a la medida de fuerza que vienen realizando 16 hospitales de la provincia.

Durante la mañana, en varios nosocomios de la Región Sur rionegrina se realizaron asambleas para definir las acciones a seguir en virtud del reclamo que vienen realizando los profesionales y técnicos desde hace una semana.

"Hemos decido por mayoría adherirnos a la retención de servicios. A partir de hoy y hasta que la ministra Cristina Uría reciba a los representantes de los hospitales que realizan esta medida de fuerza, sólo se van a atender urgencias por la Guardia. Queda suspendida la atención de los consultorios externos", señalaron los trabajadores del hospital.

El personal hospitalario y los médicos que se desempeñan en el hospital de San Antonio, decidieron extender hasta el miércoles la retención de servicios que comenzó a regir el jueves pasado y mantiene literalmente paralizada a la institución.

En el marco de una asamblea que se realizó ayer por la mañana, los profesionales acordaron enviar cuatro representantes a la asamblea interhospitalaria que se realizará mañana en Cipolletti y declararse en ´asamblea permanente´, realizando encuentros diarios en los que se irá definiendo la evolución de la medida de fuerza.

Los hospitalarios de Cipolletti ratificaron ayer que no concurrirán a una reunión con la ministra de Salud, Cristina Uría, si la funcionaria convoca por separado a los sectores de profesionales y no profesionales.

Durante una asamblea que se realizó en el hospital local, se eligieron además los delegados que participarán de una interhospitalaria que se realizará en el transcurso de la semana en esta ciudad. El objetivo del encuentro es unificar los reclamos y las líneas de acción, además de debatir la situación de cada centro asistencial.

También en el hospital de Roca decidieron seguir adelante con la medida de fuerza.

La asamblea de profesionales y técnicos del hospital Zatti realizada ayer por la mañana resolvió continuar con las medidas de retención de servicios en reclamo de mejores condiciones salariales y en procura de ser recibidos por la ministra de Salud, Cristina Uría.

Se recomendó a los pacientes, aunque tengan turno, que no asistan al hospital porque no se está atendiendo. Entre los reclamos se especificó el aumento de los puntos de guardia en un 100 por ciento y un aumento del 20 por ciento en el salario básico, entre otros pedidos.

En Allen los trabajadores del hospital decidieron en asamblea, la continuidad de las medidas de fuerza y señalaron que quieren que se los incluya en el diálogo con la ministra de Salud. Por si fuera poco, la situación se agravó aún más porque en nosocomio estaría a punto de quedarse sin el servicio de seguridad privada.

La asamblea de los trabajadores de la salud se concretó a primera hora de ayer y se ratificó la retención de servicios.

Comentá la nota