Conflicto Radical

Andalgala © - El dirigente radical Horacio Barraza, de larga e incuestionable militancia que le confiere cierta autoridad política para opinar, nos aseguró que es el autor del pedido de expulsiones a los concejales, Boggio, Páez y los dirigentes Cativa, Olivera y Moreno Ríos, acusados de, entre otras cosas, de inconducta partidaria, por trabajar junto y para el intendente municipal José Perea y por no realizar los aportes que exige la Carta Orgánica para los funcionarios.
Dijo que las actuaciones ya fueron giradas al Tribunal de Disciplina y el tema será tratado en la Convención partidaria en la que él mismo solicitará el tratamiento rápido de este asunto que ha generado una serie de subdivisiones en el radicalismo local.

Por su parte, los aludidos en el pedido de expulsión, es como si se murieran de risa al restar importancia a lo dicho y actuado por Barraza porque siguen su camino muy panchos.

De todos los potenciales echados, el que podría rescatarse es a Roberto Olivera porque presenta ante la comunidad, un perfil mejorado lo que seguramente le brinda la posibilidad cierta de acceder a un escaño en la Cámara de Diputados, cuestión que sin dudas molesta a varios. Mucho.

Mientras tanto y entre dimes y diretes, las puertas de la Casa Radical siguen cerradas y ningún radical se anima a decir nada por muchos temores ocultos y no tanto, entre los que sobresale, la esperada y temida “bajada de línea” por parte de Brizuela, Millán o Marta Grimaux, hoy por hoy los que realmente tienen poder de decisión en estos bochornosos temas.

La actitud y el semblante de Horacio Barraza connotaban que estaría dispuesto a seguir hasta las últimas consecuencias, en un momento en que en el país se habla de unidad.

En fin cosas de esta Andalgalá generosa.

Comentá la nota