El conflicto en el puerto amenaza con agravar la situación social

Se extiende la medida de fuerza que afecta gravemente los intereses marplatenses. Hoy el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata se reunirá con los medios de prensa.
El SOMU a partir de las 12 del 30 de setiembre determinó un paro de actividades selectivo informando a sus afiliados que no debían prestar servicios de remolques y de practicaje en puerto Mar del Plata, a las armadoras Maerks, Hamburg Sud, Maruba o cualquier otra que transportara contenedores con productos de la pesca o sus derivados. Vale mencionar que de no tener solución el problema planteado en el tema pesquero en este puerto con las entidades de la pesca, por parte del Ministerio de Trabajo o de las empresas pesqueras, esta medida estaría en estado de alerta para ser aplicada en el puerto Buenos Aires.

Ante esta situación el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata brindará hoy a las 17 una conferencia de prensa en la sala de directorio de la entidad.

Posición del puerto y de las empresas

El Consorcio Portuario al tanto de la medida adoptada por el SOMU, le notificó tanto a Maerks Sealand como a Hamburg Sud, que les garantizaba el ingreso, egreso y operatoria en sus muelles. Permitiéndoles, atento el contexto imperante y al amparo de las consultas realizadas a la Prefectura Naval Argentina, ingresar sin necesidad de remolque alguno. Contando además para ello con el apoyo incondicional de los prácticos de este puerto, que estaban dispuestos incluso a embarcarse en Montevideo si ello fuera necesario.

La posición del puerto Mar del Plata, independientemente del tema gremial suscitado, "adoptada con el sólo fin de defender sus intereses, 'obligó' a las armadoras a tomar una posición. La decisión de ambas -Maerks y Hamburg- fue la de suspender sus arribos, lo que desnudó el tema y puso de relieve la presión sindical, que las inducía a proteger intereses comerciales mucho más importantes que los que manejan en Mar del Plata, una escala lograda en base a grandes sacrificios por parte de nuestro puerto que ve en el transporte por contenedor uno de los ejes de su crecimiento", manifiesta el Consorcio Portuario a través de su presidente, Eduardo Pezzati.

Núcleo del problema

El Consorcio Portuario tiene copia de una nota del SOMU de fecha 18/set/08 dirigida al presidente del Centro de Navegación, firmada por Enrique Omar Suárez, haciéndole saber: "En la ciudad de Mar del Plata existen graves irregularidades que lamentablemente por el camino de la buena fe y el diálogo es imposible regularizar. En la misma existe dumping social, trabajo en negro y ausencia total de convenios colectivos. Motiva a su vez la presente informarle que el SOMU ha dado muestra una vez más de buena fe y madurez sindical, otorgando un plazo de diez días para que las Cámaras Empresariales de la Ciudad de Mar del Plata suscriban los convenios que corresponden. Esto ha sido acordado ayer ante las más altas autoridades del Ministerio de Trabajo".

Por otra parte, las empresas de armadores marplatenses nucleadas en Caipa y Armadores, han hecho saber al Consorcio Portuario que el acuerdo supra mencionado no fue suscripto por ellos, sino que en cumplimiento a lo dispuesto en un acta del Ministerio de Trabajo de fecha 09/set/08 , un mes después, el 09/oct/08, presentaron documentación y designaron paritarios quedando a la espera de que el Ministerio procediera a la apertura de las paritarias, por lo cual entienden están absolutamente encuadrados dentro de la vía legal.

Lo mismo aduce CEPA, que afirma que existe un convenio colectivo de trabajo, así como que en ningún momento se han negado a abrir una nueva negociación con el gremio, prueba de lo cual son las reuniones actualmente en curso.

Las cámaras solicitarán además que el Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) sea parte en la discusión atento la resolución del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social 216/07, que dispone con relación al SOMU y Simape, que en Mar del Plata, a los efectos de la conformación de las comisiones paritarias y de la negociación colectiva, como de la resolución de conflictos colectivos de trabajo, deberá contarse con la expresa intervención, en forma conjunta, de ambas entidades.

Vías de discusión

Con abstracción de a quien asiste la verdad, es claro que se manejan dos vías de discusión. Una administrativa, que según las empresas se encuentra en pleno desarrollo y otra paralela que se apoya en una medida de fuerza, que hace caer en abstracto a la primera.

Mas allá de ello y como ya se expresara, existan o no razones justificadas, un paro selectivo como el decretado por el SOMU, transita un camino irregular, que toma de rehén al puerto de Mar del Plata y a la ciudad, amenazando a una de sus más importantes fuentes de ingreso, la comercialización de pescado y a un sinnúmero de puestos de trabajo directos e indirectos.

Y lo que es más grave y a futuro causa una enorme preocupación con la que ni este puerto ni la ciudad pueden convivir, y es que "alguien" tenga el poder de "disuadir" a empresas a operar en Mar del Plata, echando por tierra el esfuerzo de quienes pretenden otro destino para esta ciudad.

Intervención del intendente Pulti

El 17 de octubre el intendente Gustavo Pulti se puso en contacto con Noemí Rial del Ministerio de Trabajo, la cual le informó que Suárez se había comprometido con el ministro de esa cartera a brindar una tregua.

Pulti, junto a Pezzati le hizo saber a Rial que la situación en Mar del Plata no era de tregua, sino todo lo contrario. Le expresó, además, que Néstor María había declarado que las empresas, refiriéndose a Maerks y Hamburg, colaboraban con el SOMU y no harían escala en Mar del Plata hasta que no se solucionara la demanda del gremio a los armadores marplatenses. Ello fue desmentido oportunamente por las citadas empresas quienes anunciaron iniciar acciones ministeriales.

Lo cierto es que el SUPA inició el último día del mes pasado un plan de lucha debido la falta de resolución del conflicto que impide el ingreso de buques portacontenedores al puerto Mar del Plata. En principio este paro tendrá una duración de 24 horas.

La medida afecta a varios buques con anchoíta en sus bodegas que verán perder su pesca o parte de la misma y sus armadores ya se han dirigido al Consorcio en busca de respuestas que desafortunadamente "no podemos brindarles", apunta Pezzati.

Sergio Di Napoli, propietario del remolcador "Doblegador" informó telefónicamente al Consorcio que María, delegado del SOMU en Mar del Plata, le notificó sin determinarle tiempo, que a partir de la víspera, no podía prestarle ningún tipo de servicio.

Repercusión económica

Desde el punto de vista específicamente económico las pérdidas producto de este conflicto se traducen en mermas para el Consorcio del orden de los 6.000 dólares diarios por estadía de los portacontenedores, por los conceptos de uso de puerto, servicios a las cargas por exportaciones, entrada, faros y balizas y despacho de agua. Se dejaría de percibir por mes aproximadamente 24.000 dólares, flujo de fondo que al no ingresar repercute en el presupuesto financiero de este ente destinado al financiamiento de determinadas obras de infraestructura, generando un dilación en su ejecución.

Asimismo, cabe también destacar las pérdidas que registran las empresas de remolcadores, lanchas de apoyo y practicaje y servicio de agencia marítima, es del orden de los 9.000 dólares por viaje.

También otros costos directamente asociados a esta operativa son los correspondientes a las empresas de servicios portuarios de estibaje, por un monto promedio de 55.000 pesos por entrada, además del servicio de transporte realizado por los camiones, en el orden de los 70.000 pesos por viaje.

Esta situación, sostenida en el tiempo, podría incluso generar un efecto multiplicador negativo a consecuencia de la probable retirada del puerto de Mar del Plata, de las empresas que están dedicadas exclusivamente a brindar servicios a los portacontenedores.

"Estamos a un paso de que tanto Hamburg Sud como Maerks Sealand, levanten sus escalas de puerto Mar del Plata, ocasionándonos un daño enorme, no ya como puerto sino como comunidad", apunta Pezzati.

Inversiones

La Nación, con el apoyo de la Provincia, invertirá en el dragado integral del puerto Mar del Plata más de veinticinco millones de pesos, los cuales incluyen la reparación y puesta en valor de la draga nacional de succión por arrastre "Mendoza 259", que realizará la tarea de dragar 2.700.000 m3 , y viene además preparada para realizar la tarea de refulado a playas, esfuerzo que tiene como objetivo permitir el arribo de buques contenedores de gran calado, a la par de realizar el aporte de arena a las playas.

Además, es mucho lo que el Consorcio ha hecho para mantener despejadas hasta hoy vías de acceso alternativas, algo que no debe caer en saco roto.

Comentá la nota