"El conflicto es político y tiene su campo de batalla en los medios de comunicación"

"El conflicto es político y tiene su campo de batalla en los medios de comunicación"
El director de Telesur estuvo en la UNCuyo. Contó la experiencia de Venezuela en el tema y comparó los procesos de implementación de la norma. Destacó el espacio dado al tercer sector.

Luego de la aprobación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, ahora se viene un largo proceso de reglamentación y puesta en funcionamiento. Para dar su opinión y comparar los procesos en Venezuela y Argentina, visitó nuestra provincia Andrés Izarra, director de cadena latinoamericana de noticias Telesur. Destacó el aspecto democrático de la norma argentina al incluir al denominado tercer sector y también adelantó que su país busca la unidad a través de la comunicación. En una fugaz visita a Mendoza, el periodista venezolano y ex ministro de Comunicación e Información de su país, dictó la conferencia Oportunidad para la Unidad Latinoamericana, Medios de Comunicación y Crisis Política, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo. En su ponencia indicó que la lucha que se desató por el poder de los medios de comunicación está totalmente relacionada con el ámbito político y que el campo de batalla está en los medios. "El conflicto es político y tiene su campo de batalla en los medios. El nuevo orden en nuestros países es un nuevo proceso político y social que está cambiando los modelos de comunicación", comentó Izarra. Este ámbito de lucha es, para el director de Telesur, común para todos los países de Latinoamérica y agregó que "la batalla política pasa por la construcción de una nueva comunicación, que hoy es uno de los principales terrenos". El tercio del total del espacio de comunicación es repartido para las asociaciones sin fines de lucro, como ONG o medios comunitarios, algo para Izarra totalmente importante, por la inclusión de todo tipo de actor comunicacional. Informó que en Venezuela operan más de 500 medios alternativos comunitarios de distinta índole o plataformas como televisión, radio, soporte digital, entre otros, que tienen elementos comunes en esta búsqueda de la participación democrática, en la que lo popular juega un papel determinante. "Actores comunicacionales que estaban en los márgenes, excluidos de la comunicación, es decir, marginados, hoy son actores con voz", dijo el venezolano. Otro elemento de la nueva Ley de Servicios Audiovisuales de nuestro país que resaltó fue la legislación del espacio radioeléctrico como bien nacional, que pertenece a todos, es decir, un bien soberano. De esta manera, el director aclaró que deja de ser un espacio en muy pocas manos que tienen un alto poder adquisitivo y que, a su vez, ejercen presión por medio de los canales de difusión masiva para lograr la hegemonía. En Venezuela en el 2005, se aprobó una ley de responsabilidad social en radio y televisión que trató de poner una reglamentación del uso del espacio para que sea de todos, y luego se buscó instrumentar por medio de herramientas una industria nacional de contenidos audiovisuales. Este aspecto, como el organismo de control, tendrá que ser discutido próximamente en Argentina. Walter Formento, director del Centro de Estudios en Política y Economía (Ciepe) y referente nacional del Encuentro Nacional Popular y Latinoamericano (ENPL), compartió la mesa con Andrés Izarra. Formento informó que durante estos días se está discutiendo la conformación del Consejo Federal como primera parte de la institucionalización de la Ley de Medios. Pero insistió en que "será una larga lucha, en la que no se podrá descansar. No vamos a conseguir el apoyo si no nos unimos, la metodología fue reconocida porque fue externa, pero la batalla por la democratización de los medios es larga. Hay que tener en cuenta qué intereses financieros están en juego, como los del Grupo Uno y del Grupo Clarín", dijo el académico. Formento es sociólogo de la Universidad de Buenos Aires (UBA), miembro de la Coalición por una Radiodifusión Democrática, docente de la Universidad Nacional de la Plata y de la Universidad Nacional de La Pampa. Izarra también se refirió al tema de la medición de la audiencia que condiciona la duración de los programas en los medios electrónicos. Indicó que, en este sentido, siempre es más fácil apelar a contenidos sensacionalistas o de entretenimiento que siempre miden mejor, pero lo que se intenta con esta nueva visión de los medios es crear otros contenidos que transmitan valores éticos diferentes. "Creamos un canal público destinado a desconcentrar el terrorismo del pensamiento y de las ideas que confunden a través de la mentira", contó Izarra. La nueva legislación nacional permite que grandes capitales tengan medios de comunicación, pero además, se le da un reconocimiento a lo público, "es común la concentración en torno al campo mediático y así articulan sus campañas y la industria publicitaria. Ahora, el rol social de los medios da un nivel de participación democrática", contó el director de Telesur. Graciela Cousinet, vicedecana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo, como anfitriona, dijo que es un desafío la integración entre los pueblos que tienen en común las dificultades de ser países dependientes por mucho tiempo. "Nuestro aporte es el esfuerzo de trabajo humano. Sin duda, hay grandes diferencias en los procesos de desarrollo al socialismo", finalizó la vicedecana.

Quién es

Andrés Izarra es periodista y actualmente dirige la cadena latinoamericana de noticias Telesur. Ha ejercido como periodista en diferentes medios, como las cadenas noticiosas NBC y CNN, de EEUU. Fue gerente de producción de la cadena venezolana RCTV. En abril del 2002 renunció por conflictos éticos con la línea informativa del canal. Fue ministro de Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela entre el 2004 y el 2006 y nuevamente durante el 2008.

Comentá la nota