No hay conflicto de poderes por el caso Baldassarre: La Suprema Corte rechazó la presentación del radicalismo

Fue por la reincorporación del concejal tras su paso por el hospital como director. Para el máximo tribunal los hechos no ameritan que entiendan en la materia y en cierta forma indica que la vía no fue agotada en el ámbito del propio cuerpo legislativo.
La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires rechazó la presentación del bloque radical planteando un conflicto de poderes por la reincorporación del concejal oficialista Marcelo Baldassarre tras su paso por el Hospital Municipal en calidad de director. Para el máximo tribunal los hechos no ameritan que entiendan en la materia y en cierta forma indica que la vía no fue agotada en el ámbito del propio cuerpo legislativo.

“Por lo expuesto en el acuerdo que antecede, oída la señora Procuradora General, el Tribunal resuelve declarar inadmisible la presentación formulada por los actores por no verificarse en el presente un supuesto de conflicto en los términos de los artículos 196 de la Constitución provincial; 261 y siguientes del decreto ley 6769/1958 y modificatorias”. Así se expresó el superior tribunal provincial en la sentencia que se conoció en la víspera.

SIN CONFLICTO

“La Corte ha interpretado en numerosas oportunidades que, conforme a la legitimación reglamentaria, las decisiones del Concejo Deliberante susceptibles de ser revisadas judicialmente por la vía del conflicto de poderes al que se refiere el mentado artículo 196 de la Ley fundamental provincial con la expresión que ocurran en el seño del departamento deliberativo, son aquéllas por la que se dispone la suspensión preventiva o destitución del intendente municipal o de cualquier concejal, excepto que estas decisiones se fundamenten en la comisión de delitos dolosos, así también solo en relación a los concejales cuando se apliquen sanciones”, señala al fundamentar su voto el juez Eduardo Pettigiani, al que adhirieron sus pares Negri, Kogan y Genoud.

“Anticipo que –dice el juez- en mi criterio no se configura en autos una situación que habilite el examen judicial por la vía prevista y reglada” tanto en la Constitución como en la Ley Orgánica de las Municipalidades.

“No se advierte del planteamiento –agrega Pettigiani- la existencia de alguna disputa acerca de las atribuciones constitucionales o legales, esto es de una efectiva contienda que pueda ser calificada de conflicto, o bien que lo actuado por la mayoría de los integrantes del Concejo Deliberante, obstruya o impida el funcionamiento institucional del cuerpo o de la Municipalidad”.

APROBADO

Más adelante, el mismo voto destaca que “no fue denunciado por los concejales demandantes, ni tampoco surge de las constancias de la causa, una afectación o limitación a su actuación como tales en el ámbito de aquel cuerpo colegiado y que importe un cercenamiento de las funciones y privilegios a ellos reconocidos por la Constitución y la ley”. “Por el contrario –añade- el decreto 1087/2008 sobre el que los accionantes plantean diferencias en cuanto al alcance que cabe otorgar a lo allí consignado (fue el que aprobó el reemplazo de Baldassarre por Zapata para que el primero ocupara la dirección del Hospital) fue aprobado por la opinión unánime de todos los miembros del Concejo, mientras que la imposibilidad de desarrollar la sesión prevista para el día 25 de enero de 2008, conforme lo reconocen los propios reclamantes en su escrito de inicio”, se originó en el hecho de que el bloque radical no dio el quórum necesario “en franco rechazo a la ilegítima reincorporación del concejal Baldassarre”, citando en este último caso frase textual de la presentación que formularon los actores.

SIN PROBLEMAS

Por otra parte el doctor Pettigiani precisa que “tampoco se alegó en la especie que quien fuera designado para reemplazar al señor Baldassarre (señor Zapata) se haya opuesto al reingreso de aquel al Concejo Deliberante, generando, con ello, una situación de disputa o conflicto, cuyas derivaciones puedan, incidentalmente, perturbar el normal desenvolvimiento del mentado Departamento comunal”.

DELMAGRO

Los argumentos de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires para rechazar el planteo son similares a los expresados por el titular del Concejo Deliberante, Miguel Angel Delmagro, quien a contestar el traslado conferido por el máximo tribunal provincial se expresó en cuanto al rechazo de la pretensión del bloque radical por la inexistencia de un conflicto de poderes “toda vez que la vía natural y a la que todos los concejales tienen derecho, es la de agotar el tratamiento previo en el seno del propio cuerpo”

Los concejales fueron patrocinados en su presentación judicial por el doctor Ricardo Paso y en ella se hace reserva del caso federal, lo que importa la posibilidad de recurrir a la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.

Cómo surgió el conflicto

El conflicto surgió cuando el Marcelo Baldassarre intentó regresar a su banca de concejal tras su paso por el Hospital Municipal en calidad de director. Para el bloque radical, el edil oficialista había hecho uso de la opción prevista en la Ley Orgánica Municipal y optado por la función en el Ejecutivo renunciando a su banca en el deliberativo.

El término “reemplazo” en el decreto generó divergencias: mientras que para la oposición implicaba el cese definitivo de Baldassarre como edil, para el oficialismo se trató de algo temporal que duró mientras el médico se desempeñó como director del Hospital.

El bloque interpretó que se estaba frente a un conflicto de poderes y formuló la presentación ante la Suprema Corte de Justicia.

Comentá la nota