Conflicto petroquímico: El gremio bajó sus pretensiones

La última propuesta del sindicato se centra en un aumento del 18,5 por ciento, en vez del 25 que venía solicitando, a otorgar de manera escalonada. El martes responden las empresas.
En base a lo definido en un plenario de delegados, el Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas formalizó ayer a los representantes de las empresas una rebaja en sus pretensiones de aumento salarial, pasando del 25 por ciento que venía solicitando al 18,5 por ciento, de manera escalonada.

De tal manera, las tres empresas más grandes del polo petroquímico, Dow Argentina, Solvay Indupa y Profertil, deberán responder el próximo martes, a las 9, cuando se lleve a cabo una nueva audiencia en el ministerio de Trabajo de la Provincia, si aceptan pagar el nuevo pedido de incremento salarial.

La propuesta, signada por los dirigentes gremiales como última y definitiva, se dividió por empresas.

En el caso de Profertil, se solicitó un incremento salarial del 15 por ciento retroactivo a abril y con vigencia a diciembre próximo. A partir de enero, se pretende otra suba del 3,5 por ciento para el primer trimestre del año que viene, momento en el que se abrirá, nuevamente, el debate salarial.

En cuanto a Solvay Indupa y Dow Argentina, el incremento mantiene los citados porcentajes, pero con retroactividad a mayo.

Asimismo, los gremialistas plantearon la necesidad de reunirse con las empresas si, antes de diciembre, el índice de inflación medido por el CREEBBA variase un dos por ciento sobre el 12 por ciento ya previsto en esta negociación, a fin de volver a reestructurar los salarios de todo el personal afiliado.

El secretario general del sindicato, Julio Leguizamón, se mostró optimista con la negociación y valoró la intervención de los ministerios de Trabajo de Nación y Provincia, que dieron el marco necesario a las negociaciones luego de fuertes discusiones entre las partes y de que se concretaran medidas de fuerza.

"En razón de las negociaciones, que no se llevan a cabo en el marco de una conciliación obligatoria, no habrá paros, por lo menos, hasta el martes", aseguró Leguizamón.

Horacio Luppo, de Dow Argentina, explicó que la oferta original de la empresa, que fuera simplificada públicamente en un 15 por ciento de aumento, en realidad, consiste en la sumatoria del índice de inflación según el CREEBBA, más un tres por ciento.

"Esto puede significar más del 15 por ciento. Todo depende de la inflación", manifestó.

En cuanto a la última propuesta de los gremialistas, dijo que las tres empresas tienen vocación de negociar y evitar los conflictos, aunque deberán analizar muy seriamente el reclamo salarial.

Anticipó, además, que cada empresa va a estudiar el tema de manera individual, porque cada una de ellas tiene un convenio diferente con el gremio.

"Trataremos de analizar la propuesta y ver si podemos llegar al martes con una alguna alternativa para poder cerrar el acuerdo", dijo Luppo.

Piso salarial.

La nueva propuesta sindical se dio luego de haber conseguido una suba del sueldo neto mínimo a 2.500 pesos, uno de los dos puntos vitales que sostenían el reclamo y derivaron en el paro por 24 horas, con piquetes incluidos, en los accesos al polo petroquímico.

De esta manera, los empleados de las firmas contratistas equipararon el valor de la canasta básica. Para muchos de ellos, el incremento significó una mejora salarial del 40 por ciento.

Desde la cartera laboral.

El titular de la delegación regional del ministerio de Trabajo de la Nación, Gerardo Benjamín Rotstein, resaltó el acercamiento de las partes, aunque todavía no se llegó a un acuerdo.

"Nuestra misión siempre es acercar posiciones y tratar de conciliar. Estamos para evitar cualquier tipo de enfrentamiento. De hecho, hemos alcanzado el éxito en más del 95 por ciento de los casos en los que se trataron los convenios colectivos de trabajo.

"Se han renovado todos los convenios, que tenían una antigüedad de 20 años. Casi todos se han adaptado a los tiempos actuales y el nivel de conflicto real ha sido mínimo", resaltó.

A la reunión que se llevó en la sede de la cartera laboral, ubicada en O'Higgins 247, asistieron Julio Leguizamón, Juan Carlos Melinger y Raúl Brandán, en representación del gremio, y Roberto Elissamburu y Walter Arellano, por Solvay Indupa; Horacio Luppo y José Martín Fassano, por Dow Argentina, y Martín Tomás y Gustavo Lucero, por Profertil.

Choferes de combi.

La sede del ministerio de Trabajo de la Provincia también fue escenario ayer de la negociación que llevaron a cabo la Asociación de Empleados de Comercio y la Corporación del Comercio, Industria y Servicios, en torno a un pedido de aumento salarial de 400 pesos realizado por parte de los choferes de combi. Los ingresos de estos trabajadores rondan los dos mil pesos y la semana que viene se espera una respuesta de parte de la entidad empresaria.

Comentá la nota