El conflicto por el Parque Industrial Sur se trasladó al Senado bonaerense

Este miércoles, integrantes de la Multisectorial en Defensa de los Recursos Naturales y Producción Sustentable se entrevistaron con el senador provincial por la Coalición Cívica Luis Malagamba. En dicho marco, se trató el tema de la instalación del ya polémico Parque Industrial Sur, y sus consecuencias negativas para la región.
La reunión contó con la presencia de David Pérez y Jorge Gil, de Chacras de Etcheverry; Raúl López, productor orgánico; Santiago Sautel, de Pampa Sur La Plata; Horacio de Beláustegui, de Fundación Biosfera; y Germán Guichón, de FIDESE; entre otros.

Allí, Horacio de Beláustegui, titular de Fundación Biosfera, detalló: “Con el fin de interiorizarnos y discutir futuras acciones, estamos visitando a distintas autoridades del Gobierno, con quienes intercambiamos ideas y consideraciones sobre la problemática de la instalación del Parque Industrial Sur”.

Beláustegui añadió que “el legislador Malagamba se vio muy interesado y preocupado por esta situación, y demostró que apoya la postura que públicamente defendemos”.

Por su parte, el titular de FIDESE, Germán Guichón añadió que “no creemos que industrializar el cordón verde platense, que cada día es más reducido, tenga algún sentido. La existencia de otros emprendimientos contaminantes en la zona, no controlados por el Estado, como el de los barros empetrolados o el guano, nos dan la razón en cuanto a la desidia de las autoridades respecto al tema medioambiental, que no se ve de inmediato, pero nos afecta a todos por igual”.

Asimismo, David Pérez, referente de Asociación Chacras de Etcheverry, afirmó: “Todavía nos preguntamos por qué las industrias no se instalan en el Parque Industrial II, que está absolutamente vacío. Alguien nos dijo que era porque el colectivo no llegaba a la zona... ¿Quién puede defender un proyecto millonario bajo esta excusa?”.

A lo cual agregó: “Solicitamos al intendente (Pablo Bruera), una vez más, que no haga oídos sordos de nuestros reclamos. Aquí sólo se persigue el bien común, y nos llama mucho la atención que se niegue a escuchar nuestras preocupaciones luego de tantos pedidos de audiencia no respondidos”.

Finalmente, el presidente de Pampa Sur La Plata, Santiago Sautel, explicó que “la contaminación, la alteración del lugar, el silencio de las autoridades y el riesgo de que los productores pierdan su fuente de trabajo son solamente algunas de las razones que constituyen un marco con el cual no congeniamos. Por otro lado, cuando uno sabe que el propietario de las tierras logrará beneficios económicos abismales, de un día para el otro, sólo por una ordenanza, son más las razones que nos llevan a continuar sospechando sobre la naturaleza del proyecto”.

Sautel indicó que “este miércoles, en asamblea, decidiremos qué actividad realizaremos durante esta semana y en qué momento. Pero lo más seguro es que las manos negras, creadas por la negligencia del mismísimo Pablo Bruera, vuelvan a las calles”. (www.agencianova.com)

Comentá la nota