Si el conflicto municipal empeora, reflotarían la consulta popular

Es una posibilidad que el Ejecutivo no descarta. El Suoem endurecerá los reclamos si hoy no alcanza un acuerdo.
Ayer circularon trascendidos de que si el conflicto con el gremio de empleados municipales (Suoem) por el recorte de adicionales salariales se agrava, el Ejecutivo de la ciudad de Córdoba insistiría en la realización de una consulta popular para que los vecinos se pronuncien sobre si están de acuerdo o no con la fijación de un tope salarial del 50 por ciento en el presupuesto municipal para pagar los sueldos de los empleados. La administración de Daniel Giacomino pretende lograr este límite para destinar más fondos a obras y servicios.

La consulta popular –una herramienta de la democracia semidirecta– no había sido descartada por las autoridades del municipio, pese al fallido intento de realizarla el 28 de junio junto con las elecciones de senadores y diputados nacionales. Debe recordarse que la Justicia Electoral Federal no la convalidó por impedimentos formales.

No obstante, el municipio aún no tendría definido un método para efectuar la consulta. El secretario de Gobierno, Guillermo Luque, aclaró que antes deberá evaluarse de qué manera se formula la pregunta, la fecha probable, los tiempos legales y otros aspectos no menos importantes.

En el Concejo Deliberante ya hay un proyecto del radicalismo que propone que el gasto en salarios de municipales no exceda el 50 por ciento del presupuesto.

La cuerda se tensa. En tanto, el Suoem tensó más la cuerda en el conflicto con la Municipalidad por el recorte de adicionales salariales al lanzar ayer su titular, Rubén Daniele, un ultimátum de 24 horas para que el Ejecutivo encuentre soluciones hoy mismo y las comunique esta tarde en la reunión que mantendrán las partes. El conflicto que desde hace 34 días tiene en vilo a los cordobeses se encamina hacia un callejón sin salida.

"La paciencia se agotó", dijo ayer Daniele durante la tercera asamblea general que el Suoem realizó frente al Palacio 6 de Julio en menos de un mes. Se refería al hartazgo que tienen los delegados del Suoem y que pusieron en evidencia el lunes a la noche en una reunión. "Existe un espíritu de lucha", sentenció.

Esta vez Daniele dio un discurso más enérgico y con amenazas concretas. En duros términos cuestionó al Ejecutivo por no dar marcha atrás con el decreto 2.228 que dispuso los recortes de horas extras, prolongaciones de jornada y bonificaciones. "Se lo vamos a meter por el culo" (al decreto), fue una de las ásperas frases que utilizó.

El Ejecutivo le propuso el lunes al Suoem que los fondos del recorte de adicionales se destinen a pagar deudas con el personal generadas en 2005 (se vienen pagando y resta poco más de cuatro millones de pesos) y a invertir en higiene y seguridad laboral, además de restituir algunas horas extras y bonificaciones consideradas necesarias.

Pero Daniele anticipó anoche que rechazarán esa propuesta municipal, por "inviable", aunque reiteró que hubo voluntad de escuchar al Ejecutivo y no se logró un acuerdo. Señaló que el Suoem quiere que el municipio le diga qué porcentaje puede gastar en sueldos, la metodología para determinarlo y los plazos.

Según Luque, el gasto salarial –hoy del 74 por ciento para el Ejecutivo– debería reducirse al 60 por ciento a fines de 2009 y al 50 por ciento durante 2010.

Daniele rechaza que el gasto actual supere el 70 por ciento y plantea que es del 57 por ciento.

Las negociaciones entre el Ejecutivo y el Suoem seguirán hoy a las 15.30. Si no hay alternativas que satisfagan al gremio, es casi un hecho que las medidas de fuerza se endurecerán el jueves y el viernes. De hecho, los ánimos cada vez están más caldeados en las áreas operativas.

Comentá la nota