El conflicto en la Muni costó 10 palitos menos en la caja

El subsecretario de Ingresos Públicos, Fidias Sanz, dijo que en julio los ingresos propios fueron 12% menores a lo previsto, incluso a pesar de la amplia moratoria vigente. Otro mangazo a la Provincia.
El choque entre la intendencia y el Suoem, que mantuvo casi paralizado el municipio durante 43 días, castigó también a la caja municipal: en julio, la recaudación propia de la comuna cayó un 12 por ciento por debajo de lo esperado por las autoridades.

Así lo aseguró el subsecretario de Ingresos Públicos municipales, Fidias Sanz: "Veníamos recaudando entre 65 y 68 millones de pesos mensuales, y en julio caímos a 58 millones", precisó. El funcionario atribuyó esta merma al citado conflicto, que comenzó el 11 de junio y se desactivó recién el 23 del mes siguiente. Eso permitió que hubiera sólo una semana de funcionamiento "normal" de las cajas municipales durante julio.

Según Sanz, esta es la razón por la que la amplia moratoria lanzada por el municipio ese mes no dio resultado: no sólo no logró hacer subir los ingresos, sino que fue ineficiente para evitar su desplome. Por tal motivo, las autoridades decidieron extender por un mes más (hasta el 31 de agosto) su vigencia.

El plan de pagos permite cancelar deudas tributarias anteriores a diciembre de 2008, con condonación del 100 por ciento de intereses. Para las pasivos que ya están en Procuración Fiscal, el perdón de intereses es del 80 por ciento. A la vez, se crea un plan de hasta 12 cuotas con Certificados de Cancelación de Obligaciones Municipales (Cercom), a una tasa de interés del 1 por ciento. El interesado debe realizar una entrega del 20 por ciento, se condonan intereses y recargos; y la cuota mínima es de 60 pesos, correspondiente a un monto mínimo a financiar de 500 pesos.

Menos copa. Sanz señaló que sólo los contribuyentes con intención de acogerse y cancelar al contado su deuda podían imprimir sus comprobantes on-line, pero quienes optaban por cuotas debían realizar un trámite en el Palacio 6 de Julio o en alguno de los CPC. "En julio, la gente tuvo sólo una semana para hacerlo, por eso decidimos la prórroga durante agosto. Será la última, porque no se extiende más, esperamos que los contribuyentes se acojan", instó.

Para completar un panorama complicado en los ingresos, Sanz recordó que la comuna viene recibiendo menos coparticipación este año: "El cambio en los coeficientes para distribuirla que se aplicó luego del censo hizo que la ciudad pierda entre 25 y 30 millones de pesos para todo el año. Es una merma grande", evaluó.

El responsable de la caja municipal confirmó que la gestión avanza con una serie de medidas para apuntalar los ingresos, tales como los mecanismos de "escrache" a morosos (colocación de calcomanías en autos de deudores, por ejemplo) dados a conocer semanas atrás; y entrecruzamiento de datos. Por otra parte, en el Concejo Deliberante se debaten dos proyectos con facilidades para pagar multas (con descuentos de hasta el 50%, que se trataría hoy) y para blanquear metros construidos no declarados, sobre los que el Ejecutivo tiene importantes expectativas de recaudación.

Detectaron 13 mil piletas y m2 en "negro" en 10.700 viviendas

Un cruce de base de datos con el área de catastro del Gobierno de la Provincia le permitió a la Municipalidad de Córdoba detectar alrededor de 1,5 millón de metros cuadrados construidos sin declarar en la ciudad. Claro está que por mantenerlos en esa condición, sus propietarios no tributaban tasa de inmuebles sobre ellos.

Así lo precisó el titular de Ingresos Públicos municipal, Fidias Sanz, estimando que el "blanqueo" incluye a unos 23.700 contribuyentes. En ese total, había ampliaciones no declaradas a la comuna y 13 mil piletas (mejoras) que tampoco habían sido informadas.

Sanz precisó que el trabajo se terminó en junio, y las incorporaciones fueron facturadas a los contribuyentes con el período que vence el 10 de agosto, repercutiendo en los cedulones que ya comenzaron a distribuirse. Al sumar metros o mejoras, los titulares tendrán una suba del monto que habitualmente pegan por esta tasa. Para el municipio, el incremento total de recaudación será de 2.140.000 pesos anuales.

Una soga de $ 3 M de la Provincia

El Gobierno provincial volvió a tirarle un salvavidas al intendente Daniel Giacomino cuando el agua le llegaba al cuello. Ayer, desde la Provincia aceptaron un nuevo adelanto de coparticipación por tres millones de pesos, que la Municipalidad utilizará para terminar de pagar los sueldos. Giacomino explicó que tenían una abultada deuda con proveedores y que no llegaron con todos los recursos para cumplir con el pago de salarios. "Teníamos que pagar 38 millones de pesos y no llegamos a la última parte. Con este dinero, que vamos a devolver en cuotas, se podrá pagar", explicó Giacomino, quien admitió el deterioro de las dos fuentes de ingresos de la Muni: los recursos propios y los fondos de la coparticipación. Giacomino dijo ayer que el ahorro generado por el recorte de adicionales es de apenas un poco más de 3 millones de pesos y que aún se deben ajustar horas extra, criticando a los delegados de varias reparticiones que reclamaron estos cargos para salir a trabajar los fines de semana. "No es lo que hablamos con el Suoem: tenemos que tener feriantes y eliminar el 100 por ciento de las horas extras", repitió el intendente.

Comentá la nota