Hay conflicto con la Ley Marco para tratamiento de divisiones

Tal y como se había anticipado desde diferentes sectores políticos, inclusive desde ámbitos académicos, la aprobación de la división de Chascomús para la creación de un nuevo partido en la provincia de Buenos Aires como el de Lezama, iba a crear la puerta de ingreso para una andanada de pedidos autonomistas, que se estiman son más de 60.
El gobierno provincial, bajo la excusa de que el caso de Lezama era uno 'especial' intentando que el resto de los reclamos no sean tenidos en cuenta del mismo modo, anticipó que creada la comuna 135 sin que exista restitución alguna habría que esperar hasta la aprobación de la Ley Marco para que se produzca otro tratamiento, con el fin de establecer previamente las condiciones con las cuáles una comunidad puede solicitar que se considere su pedido de ser Municipio.

Pasa a última página

Entre los múltiples factores de los proyectos que se presentaron, uno que perdió estado parlamentario como el de Julio Alfonsín y otro que aún está vigente como el de senador Federico Scarabino, se encuentran los de la cantidad de habitantes y la consulta popular, además de los estudios de factibilidad.

El actual proyecto que espera su tratamiento en el senado establece una cantidad mínima de habitantes de diez mil, que ya generó rechazo, al igual que la posibilidad de la consulta popular en todo el distrito interviniente. Al menos eso fue lo que expresó el presidente de la Asociación Provincial para el Reconocimiento de Nuevos Municipios, Hugo Iraizos, al ser entrevistado por el programa 'Chascomús Noticias'.

El referente de las decenas de pedidos autonomistas en el territorio provincial señaló que "la Asociación que presido tuvo una reunión donde quisimos escuchar la Ley Marco de Scarabino donde cuestionamos el punto de los diez mil habitantes" exponiendo como argumento que "hoy hay municipios creados con menos de diez miel y de cinco mil habitantes", dejando a las claras que la intención de Scioli empieza a caerse rápidamente.

Además, Iraizos afirmó que "nosotros nos opusimos al tratamiento de la Ley marco con un punto muy serio como la consulta popular, según la Ley Marco había que hacerla en todo el distrito, y no debe hacerse porque tiene que ser en las localidades insertas" pretendiendo así dejar fuera de la decisión al resto de los habitantes de un distrito que será desmembrado sin que se considera de esa manera su voz.

En ese sentido, el dirigente divisionista informó que "en diputados se larga un nuevo proyecto de Ley, la Comisión de Asuntos Municipales del Senado nos pidió que hiciéramos un trabajo solicitando lo que no nos parecía acorde".

Comentá la nota